8M

08/03/2019 - (novedades)

Luis Pescetti

A las médicas, madres, maestras, enfermeras, campesinas, arquitectas, a las que barren la vereda ahora y cada mañana, a las que sacan agua del aljibe, a las ingenieras, a las que dibujan, a las mujeres albañiles, futbolistas, deportistas, a las que planchan, a las modistas, a las oficinistas, a las niñas, a las funcionarias públicas, a las ensambladoras, vendedoras, a las estudiantes, a las que trabajan en los súper, a las maquilladoras, peluqueras, telefonistas, abogadas, a las adolescentes, astronautas, a las abuelas, tías, primas, hermanas, a las cocineras, niñeras, a las mamás de pecho, a las reposteras, a las mochileras, periodistas, empresarias, consejeras, matemáticas, científicas, a las que hacen 2 o 3 de esas cosas a la vez, o 4 de esas actividades, o hacían 1 y ahoran hacen otras 3… (ustedes agreguen sillas a esta mesa).

Luis Pescetti
(dibujo: “Natacha y Pati”, Pablo Fernández)

click aquí para hacer comentarios


Luis Pescetti en Madrid, canciones del show de Abril

07/03/2019 - (novedades)

Luis Pescetti

click aquí para hacer comentarios


¿Cuánta tele te dejan ver? (Natacha)

16/02/2019 - (novedades)

Luis Pescetti

Luis lee y comenta: “Cuánta tele te dejan ver” (texto del nuevo Natacha). Con especial énfasis en las reglas, el ideal de yo y sentirse fuera de lugar.

click aquí para hacer comentarios


Luis lee y analiza un texto de “Natacha”

12/02/2019 - (cuentos etc., videos)

Luis Pescetti

“Primera noche de Rafles en la casa” (del libro “Fue Rafles, Natacha”), de Luis Pescetti, es leído por Luis al tiempo que comenta la construcción del texto, analiza los personajes y la comunicación con niños.

click aquí para hacer comentarios


¡Y te morís!

07/02/2019 - (cuentos etc.)

Luis Pescetti

(Adelanto del próximo libro de Natacha…)

Natacha y sus papás, conversación de sobremesa.

– Porque con los chicos queremos ayudar a Rubén, pero viene la mamá, y se empeora.
– La típica mamá, “empeoradora” como se dice (mamá).
– En serio mami, cualquier cosa que explique siempre termina…. “¡Y te morís!” y hace así con el brazo.
– ¿Cómo? (papá sonrisa).
– Un ejemplo, tenés que mirar bien cuando cruzás la calle porque si no mirás bien, te choca un auto…. ¡y te morís!
– Eso es cierto (papá)
– Otro: masticá Rubén, porque un día no masticás bien la comida y querés tragar un pedazo grande, y no pasa, y no pasa… ¡y te morís!
– Menos, menos pero tambiénnn puede ser (mamá).
– Otro: Rubén, no te apoyes en la puerta del auto, porque papá da una curva y justo se te afloja el cinturón, se abre la puerta… ¡y te morís!
– Bueh, ahí ya se tienen que juntar… (papá).
– Dos más: Cuidado cuando comés aceitunas porque se te atraganta el carozo, querés hablar … ¡y te morís!, otra: No te quedes parado en el borde de la pile, Rubencito, pasa un amigo que te hace una broma, te empuja en lo hondo, y por más que tengas el flota flota, te asustás… ¡y te morís!
– Aahh bueeeno (papá más sonrisa).

Interviene la mamá de Natacha:

– No te pongas la remera de bufanda porrrrrque pasa un tren que te la enganchaaa… ¡y te morís! (mamá ojos abiertos).
– … (risas risas).
– No mires una peli si hay tormenta porque cae un rayo en la electricidad y estás mirando… ¡y te morís! (papá).
– … (risas risas).
– No te pongas a chupar un helado sin sacarlo de la heladera porque se te cierra la puerta, te caés adentro… ¡y te morís! (mamá).
– … (risas risas risas).

El papá de Nati se levanta de su silla, apoya las manos en la mesa y con los ojos muy abiertos dice lentamente:
– No prepares una sopa de tarántulas venenosas crudas porque se te escapan de la olla, te atacan, te atacan…. ¡ y te morís!
– Papáaaaa, qué asco (Natacha risas risas).
– Son bromitas, mi amor.
– Están buenísimas, les voy a contar a los chicos (Natacha se levanta hacia el teléfono).
– ¡NOOOOOOOOOO! (papá y mamá se abalanzan e interponen en el camino).
– ¡Ay, qué exageraciones! (Natacha frustrada).
– Nati, una cosa es que hagamos chistes entre nosotros… (mamá)
– Mirá si la mamá de Rubén se piensa que nos burlamos de ella… (papá)

Natacha silencio, los mira a los dos y concluye:

– ¡Te morís!
– … (risas risas risas).

(c) 2019 by Luis Pescetti

click aquí para hacer comentarios


  • | |
    • Comentarios recientes:
    •  

    daily mobiles