Bajar del árbol

04/06/2020 - (cuentos etc.)

Luis Pescetti

Las manos crispadas, apretando la rama. No podía soltarse por más que

Alma y Frin

Alma y Frin

sabía que eso era lo que había que hacer. Ferraro se hubiera burlado, capaz que se hubiera caído antes, sí, o ni siquiera se hubiera atrevido a subir, porque es fuerte pero torpe; habría dicho que no subía porque “es un juego de nenitas”. ¿Qué hubiera dicho Pável? “Prrakktikarr trres mil veces”. Sí, ja, no me puedo bajar de la primera, voy a hacer las otras. Arno hubiera bajado tranquilo porque ni se habría enterado de que estaba en la punta de un árbol.

Frin no sabía qué era peor, si el miedo a lastimarse o que estuvieran el Lagarto y los demás, viéndolo. ¿Qué le hubiera dicho Lynko? “¡Dale, bajate que no pasa nada!”. Sí, ja, pasa que ni puedo moverme del miedo. “Hacele caso, Frin” (el Elvio de adentro de su cabeza).

Frin empezó a responderles en voz baja: “Ustedes se hacen los valientes, pero soy yo el que está arriba”. “¡Dale, nene! ¡Qué plomo sos! ¡A mí me encantaría estar ahí!”. “Lynko, sos un pesado, ¿no ves que conviene que se me pase el miedo y después bajo?” (Frin). “No se pasa así, podés quedarte un año ahí arriba y te voy a llevar de comer”. Era cierto, el miedo no iba a disolverse como un café instantáneo; tenía que bajar aunque sintiera miedo. No iba a haber menos miedo, así que había que moverse sin hacerle caso. Aflojó una mano. Sintió el agarrotamiento, como cuando se aferró a la baranda del aeropuerto.

El miedo creció, pero iba a seguir de todos modos. Aflojó la mano, sin mirar hacia hacia abajo, y buscó por la rama hasta que topó con otra. Hizo lo mismo con la otra mano. El miedo seguía. Y el viento. Crac… crac… de pronto soplaba una ráfaga más fuerte. Ahí se quedaba quieto. Pasaba esa ráfaga y buscaba con el pie, así como había hecho con las manos. El pie encontró dónde apoyarse. ¿Era firme como para aguantar el peso del cuerpo? Parecía que sí, pero mejor se afirmaba con las manos, en lo que depositaba el peso del cuerpo en el pie. Si fallaba esa rama, quedaba sostenido por las manos. Pável hubiera aconsejado eso. Me voy a seguir hablando, en voz baja. Y continuó relatándose lo que hacía con una mano, con la otra, con el pie, como si él fuera un amigo al que debía alentar.

Muy bien, Frinazo, lo estás haciendo bien; olvidate si te harán bromas, no pienses en los de abajo, sentí la rama. Ahora aflojamos la mano. Ahí va. Bien, la mano baja, bravo, ahí hay una horqueta, la rodeás despacio, muy bien: una más grande. ¡Perfecto! La mano de arriba quedó demasiado alta, ¿podés bajarla un poco? Eso, perfecto. Incliná un poco el cuerpo, lo estás haciendo bien.

Sintió una ráfaga, la más fuerte hasta ahora, la rama se balanceó. ¡Agarrate! Tranquilo, no pasa nada, no se va a quebrar, es una rama grande, no se va a quebrar, esperá que deje de balancearse. Listo, ahí va a menos, ahí… perfecto. Buscá con la mano, de nuevo, deslizala suave por la rama, no pienses en otra cosa, sentí la rama. Cuidado con las astillas, la mano tiene que acariciar la rama, si va fuerte podés clavarte una astilla. ¿Encontrás dónde tomarte? No es fácil, no importa, no sigas bajando, quedate ahí, emparejá con la otra. Ahora buscá con el pie. Queda en el aire, ¿por qué queda en el aire? Si subiste hasta aquí era porque había ramas, niguna se rompió, ahí están. Pero el pie queda en el aire, no encuentro dónde apoyarlo. Entonces hay que mirar. Sí, había, a dos dedos de distancia. Hay que ver bien dónde se va a agarrar la mano y dejarse caer ese pedacito. ¿Listo? Listo. Se dejó caer y el pie apoyó exacto, no había sido un gran salto, pero estuvo buenísimo. sintió calor por todo el cuerpo. Calor, no frío. Se le escapó una sonrisa, empezó a decirse: “Genio, trapecista, único, increíble, Tarzán de los tarzanes”.

¿Qué había sido ese calor? Que había avanzado a pesar del miedo, paso a paso, y el miedo se cansó de hacer miedo. Cuando apoyó el pie, por pequeño que fuera ese salto, estuvo bien; y surgió ese calor; y era que por primera vez había seguido, no “sin” miedo, sino “con” miedo, a pesar del miedo. No había dejado que el miedo lo paralice, eso era el calor. El cuerpo no puede hablar, pero te agradece: “Gracias por sacarme de ahí”, te lo dice con un calor, que es lo más grande que hay.

Frin continuó bajando, un poco más rápido, hasta que solo quedó el salto final, de la última rama al suelo. Dio el último salto y cayó despatarrado, como un mosquito contra el parabrisas de un camión. Se hizo un silencio. Nubecita de polvo.

—¿Por qué bajaste así? (Lagarto, sin ironía).

—… (oscuros pensamientos irreproducibles… Frin).

Siguió un instante de silencio, Frin se sentó sacudiéndose la tierra del cuerpo. Hasta que uno comentó:

—Chicos, este está más loco que el Lagarto (riéndose).

El Lagarto se rio mientras lo ayudó a levantarse. En ese momento Frin también se rio.

—¡Qué animal! No tenías que quedarte tanto tiempo con el viento que se largó (Gonza).

—… (Frin solo levantó los hombros).

—Yo no me aguanto arriba con ese viento (Renzo, otro de los chicos).

—¿Por qué te dicen “Lagarto”? (preguntó Frin).

—Porque de chico les tenía miedo (contestó con naturalidad).

El enanito de la cabeza de Frin, por poco se desnuca del salto hacia atrás: Renzo había reconocido que no se aguantaba arriba con ese viento, y ahora Lagarto contaba que le dicen así porque les tenía miedo, y ni lo dicen con aire de burla. ¿Cómo era esto? O sea, que ninguno era “el Ferraro” del otro.

—Chicos, yo antes les dije que no al fútbol porque soy medio malo con la pelota (Frin).

—Jugamos a otra cosa (Renzo).

—¿Dónde hay un ciber o un locutorio cerca? (Frin).

—El más cerca queda a quince kilómetros, en Bermeja.

—¿Quince kilómetros? (Frin no podía creerlo).

—Y si no, en Acacias, pero es a veinte kilómetros.

—… (Uh… me quiero morir, ¿cómo voy a hacer para comunicarme con los chicos? Frin).

—Acá hay un correo que anda re-bien, y un teléfono público en la cantina del Pablo.

Frin oyó que, nuevamente, su mamá lo llamaba para almorzar.

—Me llaman (Frin).

—Todos nos vamos, ¿nos encontramos a la siesta? (Lagarto).

—Si querés te acompañamos en bici a Bermeja (Renzo).

—Después vemos. Dale, nos encontramos.

Se despidieron hasta más tarde. Mientras se alejaban uno le gritó:

—¡Che, Frin! ¡Sos un genio subiéndote, eh! (levantaba la mano en saludo).

Él devolvió el saludo.

click aquí para hacer comentarios


El abrazo más grande del mundo: radio para la 40tena | 31 de Mayo

01/06/2020 - (fotos, juegos)

Luis Pescetti

Fotos enviadas desde México, Bolivia, Colombia, Paraguay, Ecuador, España, USA, Argentina, por estas consignas:
1) CATAPULTAS DE CUCHARITAS despejan la mesa, traen cucharitas de las del té, dos bandos hacen pequeños bollitos de papel, trazan una línea en la mitad de la mesa, pongan un tesoro que será una taza. Hay que embocar rnuestros papelitos en la taza del otro bando. 2) ESCRIBAN SU NOMBRE CON ROPA, con prendas de vestir. 3) PONER ZAPAS/TENIS CON CORDONES a mamá o papá, poner medias zapas y atar cordones, ellos no pueden ayudar en nada.  4) DRAMATIZAR LETRA BOLERO “Que Te Vaya Bonito”, versión Chavela Vargas. 6) LLENAR UNA HOJA DE RAYAS, más anchas menos anchas, de distintos colores: luego hay que recortarla en cuadrados y volverlos a pegar a todos, en otra hoja, pero cambiando de lugar los cuadrados, ninguna rayita deben continuar o coincidir con la del cuadrito que peguen al lado 7) TESORO PROTEGIDO POR RAYOS LÁSER: con piolín/piola, con estambre, con hilos de tela, hacer montones de rayos que hacen imposible que un espía o un ladrón pase… y deberán pasar en medio de ellos atravesar esa maraña de rayos láser hasta llegar a un tesoro (algo que pusieron previamente en la otra punta). 8) COREOGRAFÍA = 5 stars – C’mon – Just Dance 2014 – Kinect   (subido 28 ene. 2017) 820 “C’mon – Just Dance 2014 – Kinect” https://youtu.be/LHBwY5B87Zc

Música del programa, click acá: https://open.spotify.com/playlist/2aU8vBydqRvxYw6cPgU2JY?si=Yft6PEalTn6OsYroo1V7Ag

Oír esa transmisión de Radio Nacional ARG, click acá: http://www.radionacional.com.ar/category/el-abrazo-mas-grande-del-mundo/

Comentarios desactivados en El abrazo más grande del mundo: radio para la 40tena | 31 de Mayo


Luis Pescetti: descargar y reenviar (cuentos, canciones)

29/05/2020 - (cuentos etc., novedades)

Luis Pescetti

Luis

Me llegaron anécdotas de niños que no pueden seguir con la escolaridad on line, porque no tienen señal. Docentes de escuelas públicas y madres que hacen kilómetros hasta algún punto de encuentro, para pasar material para los niños. También otras de quienes van hasta cierta parte de un cerro, pues ahí hay señal.

Por eso leí algunos de mis cuentos, y canté unas canciones, para que las descarguen en sus teléfonos , y los reenvíen por mensajes. Más fácil, un poco más independiente de si hay señal o no, se los llevan con ustedes. Quienes conozcan docentes o padres en esas condiciones, favor de descargar y reenviar, gracias.

El abrazo más grande del mundo
Luis Pescetti

click en cada audio da opción a oír y, luego, click en los 3 puntos de la derecha: opción a descargar:

Cuentos:

1 EL PULPO ESTA CRUDO-El Narrador-Luis Pescetti.mp3
2 EL PULPO ESTA CRUDO-EL PIEDRAZO-LUIS PESCETTI.mp3
3 EL PULPO ESTA CRUDO-Un cuento amor amistad_Benito-LUIS PESCETTI .mp3

4 FRIN-El Cementario Abandonado-Luis Pescetti.mp3

5 MAMÁ POR QUE NADIE ES COMO NOSOTROS-Luis Pescetti.mp3

6 NATACHA -A UN LUGAR-Luis-Pescetti.mp3
7 NATACHA-LA CARTA-Luis Pesccetti.mp3
8 NATACHA-NOVIOS-Luis-Pescetti.mp3

Canciones:

1 Los sapìtos de la noche (Patricia Larguía)

2) Encargado

3) El niño caníbal (Virulo)

4) Angelitos resfriados (Gianni-Segal)

5) Canción para Trulalá (Luis Pescetti)

6) Érase una vez un lobito bueno (Goytisolo- Paco Ibañez)

7) Al agua, patos (Gianni-Midón)

8) Colón era un gran navegante (Luis Pescetti)

click aquí para hacer comentarios


El abrazo más grande del mundo: radio para la 40tena| 24 de Mayo

25/05/2020 - (juegos)

Luis Pescetti

Fotos enviadas desde México, Bolivia, España, USA, El Salvador, Argentina, por estas consignas: 1) ARMEN UN CIRCUITO DE ENTRENAMIENTO: hay que pasar por debajo de sillas, sortear sillas acostadas,trotar adentro de una soga o aro 2) BUSCAR EN LA CASA AAAALLLGO: a) con lunares! b) rojo y azul c) con punta y que tenga algo verde d) hacer un reloj con cosas de la cocina 3) LA MANO MECÁNICA: es un comando a distancia, un adulto se sienta frente a la mesa en la que hay un vaso con agua, y los menores de la casa den guiar “el comando” es decir hacer en espejo los movimientos para que la mano se levante, vaya hacia el vaso, lo tome, levante y… emboque bien el trago de agua (no le pegue a un ojo! no lo vuelque al piso!) 4) DRAMATIZAR LETRA CANCIÓN: leer letra primero — Usted (es la culpableeee… el bolero)  5) ESPUMA disfrazarse de Santa Claus con espuma casera (shampoo o de afeitar) 6) CUÁL ES EL SÚPER PODER DE TU MAMÁ/PAPÁ/HIJOS? pero no hay que escribirlo sino dibujarlos en ejercicio 7) GUERRA DE ALMOHADAS: pero no de golpes sino de catapultas la almohada tiene que volar y caer sobre el otro (si en la familia se atreven: puede ser de almohadazos), sino se pone adulto en una punta y los más chicos lo tienen que tapar de almohadas y cojines arrojados 8) COREOGRAFÍA Epic Proposal Flash Mob – Guy joins in and is AMAZING! subido el 22 dic. 2018 https://youtu.be/4Ch3MWQG3CE?t=60 (en el primer minuto exacto)

Música del programa, click acá: https://open.spotify.com/playlist/2aU8vBydqRvxYw6cPgU2JY?si=Yft6PEalTn6OsYroo1V7Ag

Oír esa transmisión de Radio Nacional ARG, click acá: http://www.radionacional.com.ar/category/el-abrazo-mas-grande-del-mundo/