Con mi perro en el cinema

No veo el problema
si mi perro va al cinema
Jamás muerde, ni ladra
salvo que sean de guerra.

El lunes fui al cine
lo invité y le encantó
Pero no faltó la vieja
que con quejas empezó.

Me pegó con su paraguas
pero no me defendí,
Y mi perro, que quería
ver la peli, le hizo pis.

El marido, indignado,
nos gritó: “¡Son dos cloacas!”.
Y mi perro, que imploraba:
“¡Dejen ver!”, les hizo caca.

Un hermano se metió:
dando grandes amenazas.
“No estorbe”, reclamó
el perro, y tiró mostaza.

De repente vino un primo:
“Que se vaya o lo agarro”
“¡Si mi entrada la pagué!”
dijo el perro y fue por barro.

Ya muy hartos preferimos
irnos de forma educada.
Mas, mi perro, lamentó
no ver cómo terminaba.

© 2016 Luis Pescetti

© Luis Pescetti