Radioactividad en la pareja (3)

—Eres un amargado.

—No, soy una persona normal.

—No es cierto, eres un amargado.

—Deja de decirme eso.

—Yo puedo decirte lo que se me antoja.

—No, porque me cansarí­as.

—Te cansas porque eres un amargado.

—¡Ya basta, por favor!

—¿Ves?

© Luis Pescetti

Comentarios

6 comentarios en “Radioactividad en la pareja (3)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.