Radioactiovidad en la pareja (2)

—¿A qué hora paso por ti?

—Dime a qué hora te conviene

—A la que tú quieras.

—A la cuatro entonces…

—No, a esa hora no puedo.

—¿A las doce?

—No, tampoco.

—¿En la mañana?

—Imposible

—Entonces dime cuándo puedes

—Ya te dije que no hay problema.

© Luis Pescetti