Oración del buen alumno

500 kmsfoto de Luis

 

Ayer hice un viaje; no tenía para oír CD’s y puse la radio. Fueron más de cinco horas oyendo AM, y las mismas noticias de radio a radio, estiradas hasta el infinito. En la mayoría de los casos sin guión, en el mejor de los casos leyendo la nota… que había escrito otro periodista.
Poquísima información, en medio de ríos de especulación y sentencias a priori.

Quedé harto y anestesiado. Se me juntó con las cartas, los comentarios, que recibo de niños y jóvenes, con las conversaciones que tengo con ellos, cada vez que puedo.

Vino una frase: ¿Cómo es la tabla del nueve si, en el noticiero, veo que un juez aceptó un soborno?
Y no quería decir que si un juez acepta un soborno entonces no vale la pena aprender matemáticas. No, eso no. Lo que quería expresar mi frase es el esfuerzo que representa, para quien aprende las reglas, ordenar lo que recibe de la realidad. Mostrar qué es lo que se rompe cuando desde el lugar "del orden", de las instituciones se violan las reglas.

El titánico esfuerzo que ellos deben hacer, que todos hicimos.
El que hay que entender, ayudar, con las herramientas que tengamos, o con las dudas que compartamos.
A ellos les llega esa brecha entre lo que les enseñan, y lo que ven del mundo real. Luego esa brecha se traslada a lo que se habla, o se deja de hablar.

Mi frase no quería ponerlos como "los pobrecitos" de esta historia, más bien me preguntaba qué podemos hacer para no repetir esa historia, para que no aprendan desencanto, para no apagarles su entusiasmo.

 

Oración del buen alumno

 

¿Cómo es la tabla del nueve
si, en el noticiero, veo que un juez
aceptó un soborno?

¿Cuánto es seis por cuatro
si me entero de que un policía participó de un secuestro?
¿Usaré “be larga” o “ve corta” si me entero de que un laboratorio manipulaba por el precio de sus medicinas?

¿Cómo me acuerdo si se usa, “ese” o “ce”, si me entero de que un médico hace una operación innecesaria (y él lo sabía)?

¿Cómo es la tabla del cinco si oigo que un senador obedece órdenes?

¿Qué libros debo leer cuando veo en los noticieros que unos policías, junto con unos jueces, inventaban causas contra personas inocentes?
¿Qué libros serán mejores o cuáles, aunque sea: buenos?

¿Cómo es la regla de la “elle” o “ye” si en la televisión pasan un bombardeo real, en vivo y en directo?

¿Cuánto da cinco por siete si veo a unos periodistas y fotógrafos acosando a una persona?

Si aprendo todas las reglas, si las aprendo y las uso,
¿cómo hago para recordarlas cuando en el noticiero veo que un policía mata a un maestro en huelga?

¿Y cuando una investigación denuncia que unos sindicalistas amenazan a los mismos trabajadores que representan?
¿Y cuando leo en el periódico que llevan treinta años al frente de su sindicato,
o veinte años gobernando una provincia?
¿Y cuando las noticias dicen que cambian la Constitución porque les conviene?
¿Cómo hará mi memoria para aprender de memoria?
¿Cómo hará mi obediencia?
Cuando veo cómo se insultan en las campañas,
afilan sus dientes, muestran guardaespaldas y se amenazan,
¿cómo hará mi memoria?

Cuando nombran jueces que los favorecerán,
y dictan fallos que serán retribuidos, o mienten en las noticias, o abusan
de los fieles de su parroquia,
o crean un banco para lavar dinero
(y es un banco bonito, con colores, empleados y publicidad).
O cuando cierran los bancos y desaparecen los ahorros,
¿cómo haré para acordarme de cada cosa que me enseñan?
O, mejor dicho: ¿cómo haré para acordarme de qué es lo que dicen,
y qué es lo que enseñan?
¿Cómo hará mi obediencia?
¿Cómo hará mi buena letra?
Mi ortografía,
mi creatividad,
mi memoria.
¿Cómo confiar en las señales de tránsito?
¿Cómo sostener el orden de los planetas?
Otra pregunta,
otra entre tantas:
¿Qué es lo que se queda quieto,
y qué lo que se mueve?

Luis

© Luis Pescetti

Comentarios

75 comentarios en “Oración del buen alumno

  • irantzu dice:

    Luis, un gusto saludarte, de verdad.
    Te he conocido a traves de una amiga maravillosa, argentina, que se llevo unos cds tuyos a Alemania, donde ambas residiamos.
    Tu estilo me encanto, distinto, cercano a los ninios, de igual a igual…
    Ahora busco cosas tuyas para jugar con mi hijo, y para organizar su cumpleanios que ya esta cerca.
    Tengo un blog donde acabo de postear una cosa tuya, con el correspondiente enlace a tu pagina, para que mas gente te conozca, espero no te moleste, es q la lista de “portate bien” simplemente me encanto!
    Un abrazo desde Chile, mucho exito, y ojala algun dia te podamos ver en vivo…
    (Te dejo el comentario en este post, porque me conmovio…)

  • irantzu dice:

    Luis, un gusto saludarte, de verdad.
    Te he conocido a traves de una amiga maravillosa, argentina, que se llevo unos cds tuyos a Alemania, donde ambas residiamos.
    Tu estilo me encanto, distinto, cercano a los ninios, de igual a igual…
    Ahora busco cosas tuyas para jugar con mi hijo, y para organizar su cumpleanios que ya esta cerca.
    Tengo un blog donde acabo de postear una cosa tuya, con el correspondiente enlace a tu pagina, para que mas gente te conozca, espero no te moleste, es q la lista de “portate bien” simplemente me encanto!
    Un abrazo desde Chile, mucho exito, y ojala algun dia te podamos ver en vivo…
    (Te dejo el comentario en este post, porque me conmovio…)

  • irantzu dice:

    Luis, un gusto saludarte, de verdad.
    Te he conocido a traves de una amiga maravillosa, argentina, que se llevo unos cds tuyos a Alemania, donde ambas residiamos.
    Tu estilo me encanto, distinto, cercano a los ninios, de igual a igual…
    Ahora busco cosas tuyas para jugar con mi hijo, y para organizar su cumpleanios que ya esta cerca.
    Tengo un blog donde acabo de postear una cosa tuya, con el correspondiente enlace a tu pagina, para que mas gente te conozca, espero no te moleste, es q la lista de “portate bien” simplemente me encanto!
    Un abrazo desde Chile, mucho exito, y ojala algun dia te podamos ver en vivo…
    (Te dejo el comentario en este post, porque me conmovio…)

  • Monica La Porta dice:

    Mi Querido Luis:
    Lo que se mueve todo el tiempo es nuestro corazón. Sigamos esa luz aunque esté en medio de la oscuridad.Comprender el mundo en que todos estamos es tambien, darnos confianza para seguir, y sobre todo AMOR. Gracias por tu amor. Feliz Ano 2008!!!

  • Monica La Porta dice:

    Mi Querido Luis:
    Lo que se mueve todo el tiempo es nuestro corazón. Sigamos esa luz aunque esté en medio de la oscuridad.Comprender el mundo en que todos estamos es tambien, darnos confianza para seguir, y sobre todo AMOR. Gracias por tu amor. Feliz Ano 2008!!!

  • Monica La Porta dice:

    Mi Querido Luis:
    Lo que se mueve todo el tiempo es nuestro corazón. Sigamos esa luz aunque esté en medio de la oscuridad.Comprender el mundo en que todos estamos es tambien, darnos confianza para seguir, y sobre todo AMOR. Gracias por tu amor. Feliz Ano 2008!!!

  • Franco dice:

    No-en-ti-en-do-na-da.

  • Franco dice:

    No-en-ti-en-do-na-da.

  • Franco dice:

    No-en-ti-en-do-na-da.

  • Fernando dice:

    Durante estos días, unos sobrinos canarios (del Archipiélago se entiende) están en casa con mi hija. Son de edades cercanas, 5,6 y 7 años. A pesar de ser unos niños un poco dispersos y absorbidos por los videojuegos, las psp’s y demás joyas, te escucharon por primera vez y se quedaron prendados. Ahora ya no dicen quiero la Play. Cuando vamos de viaje. Ahora es “Quiero a Pescetti”, cariñosamente estoy harto del tal Pescetti. Gracias por hacerles ver las cosas desde otro lado y sobretodo con ironía y sentido del humor. Por último, ¿Cuando vuelves por Madrid? Un saludo. Fernando

  • Fernando dice:

    Durante estos días, unos sobrinos canarios (del Archipiélago se entiende) están en casa con mi hija. Son de edades cercanas, 5,6 y 7 años. A pesar de ser unos niños un poco dispersos y absorbidos por los videojuegos, las psp’s y demás joyas, te escucharon por primera vez y se quedaron prendados. Ahora ya no dicen quiero la Play. Cuando vamos de viaje. Ahora es “Quiero a Pescetti”, cariñosamente estoy harto del tal Pescetti. Gracias por hacerles ver las cosas desde otro lado y sobretodo con ironía y sentido del humor. Por último, ¿Cuando vuelves por Madrid? Un saludo. Fernando

  • Fernando dice:

    Durante estos días, unos sobrinos canarios (del Archipiélago se entiende) están en casa con mi hija. Son de edades cercanas, 5,6 y 7 años. A pesar de ser unos niños un poco dispersos y absorbidos por los videojuegos, las psp’s y demás joyas, te escucharon por primera vez y se quedaron prendados. Ahora ya no dicen quiero la Play. Cuando vamos de viaje. Ahora es “Quiero a Pescetti”, cariñosamente estoy harto del tal Pescetti. Gracias por hacerles ver las cosas desde otro lado y sobretodo con ironía y sentido del humor. Por último, ¿Cuando vuelves por Madrid? Un saludo. Fernando

  • María dice:

    Yo creo Luis, que los padres debemos ser el ejemplo de nuestros hijos, hay policías corruptos y no, jueces corruptos y otros no, gente de porquería y otros muy buenas personas. El mundo es heterogéneo, que los chicos no se concentren sólo en lo que dicen las noticias, sólo es un recorte de la realidad, lo que vende, hay otras cosas que pasan hermosas que no nos enteramos.

  • María dice:

    Yo creo Luis, que los padres debemos ser el ejemplo de nuestros hijos, hay policías corruptos y no, jueces corruptos y otros no, gente de porquería y otros muy buenas personas. El mundo es heterogéneo, que los chicos no se concentren sólo en lo que dicen las noticias, sólo es un recorte de la realidad, lo que vende, hay otras cosas que pasan hermosas que no nos enteramos.

  • María dice:

    Yo creo Luis, que los padres debemos ser el ejemplo de nuestros hijos, hay policías corruptos y no, jueces corruptos y otros no, gente de porquería y otros muy buenas personas. El mundo es heterogéneo, que los chicos no se concentren sólo en lo que dicen las noticias, sólo es un recorte de la realidad, lo que vende, hay otras cosas que pasan hermosas que no nos enteramos.

  • mary dice:

    Hola Luis:Es primera vez que visito su página y realmente ma ha interesado mucho su mirada . Soy profesora de básica y también de párvulos.Soy madre .Soy cristiana.y algunas otras cosas más como todos.Creo que una postura positivista y futurista nos puede exraviar en el intento, también pienso que dar mucho tiempo para analizar lo que hacen otros, tampoco es muy eficiente, más bien creo que vivir este día como la única e irrepetible versión de sí, puede potenciar y contagiar muchas buenas actitudes , tanto en los aciertos como en los “errore” que cometemos, de hecho no creo que estos últimos sean inútiles, muy por el contrario.adios y gracias por el espacio.

  • mary dice:

    Hola Luis:Es primera vez que visito su página y realmente ma ha interesado mucho su mirada . Soy profesora de básica y también de párvulos.Soy madre .Soy cristiana.y algunas otras cosas más como todos.Creo que una postura positivista y futurista nos puede exraviar en el intento, también pienso que dar mucho tiempo para analizar lo que hacen otros, tampoco es muy eficiente, más bien creo que vivir este día como la única e irrepetible versión de sí, puede potenciar y contagiar muchas buenas actitudes , tanto en los aciertos como en los “errore” que cometemos, de hecho no creo que estos últimos sean inútiles, muy por el contrario.adios y gracias por el espacio.

  • mary dice:

    Hola Luis:Es primera vez que visito su página y realmente ma ha interesado mucho su mirada . Soy profesora de básica y también de párvulos.Soy madre .Soy cristiana.y algunas otras cosas más como todos.Creo que una postura positivista y futurista nos puede exraviar en el intento, también pienso que dar mucho tiempo para analizar lo que hacen otros, tampoco es muy eficiente, más bien creo que vivir este día como la única e irrepetible versión de sí, puede potenciar y contagiar muchas buenas actitudes , tanto en los aciertos como en los “errore” que cometemos, de hecho no creo que estos últimos sean inútiles, muy por el contrario.adios y gracias por el espacio.

  • flor dice:

    y si,,la verdad es esta,,per no nos damos cuenta,,solo pocos…
    y bue,,tus libros estan buenisiimooss!!

  • flor dice:

    y si,,la verdad es esta,,per no nos damos cuenta,,solo pocos…
    y bue,,tus libros estan buenisiimooss!!

  • flor dice:

    y si,,la verdad es esta,,per no nos damos cuenta,,solo pocos…
    y bue,,tus libros estan buenisiimooss!!

  • maria dice:

    tu historia se parece a la historia de los estudiantes de mi pais venezuela

  • maria dice:

    tu historia se parece a la historia de los estudiantes de mi pais venezuela

  • maria dice:

    tu historia se parece a la historia de los estudiantes de mi pais venezuela

  • Agus-La Plata-Bs. As.-Argentina dice:

    En un programa de TV (canal 7, de Argentina), comentaban que vivimos en una sociedad esquizofrenica, porque todo el tiempo (sobre todo desde los medios de comunicacion) nos mandan mensajes contradictorios…Los medios que nos apabullan de noticias desalentadoras, que son amarillistas…es cierto, como decis Luis, que uno queda anestesiado. Los medios tambien son un negocio, y quizas por eso son lo que son…
    A pesar de esto, estoy convencida de que hay muchas personas que hacen cosas positivas, que son coherentes, personas que no salen en los diarios…y que hay que prestarles mas atencion, que estan en nuestra ciudad, en nuestro barrio…porque son tambien parte de una realidad que los medios no reflejan…
    Gracias!

  • Agus-La Plata-Bs. As.-Argentina dice:

    En un programa de TV (canal 7, de Argentina), comentaban que vivimos en una sociedad esquizofrenica, porque todo el tiempo (sobre todo desde los medios de comunicacion) nos mandan mensajes contradictorios…Los medios que nos apabullan de noticias desalentadoras, que son amarillistas…es cierto, como decis Luis, que uno queda anestesiado. Los medios tambien son un negocio, y quizas por eso son lo que son…
    A pesar de esto, estoy convencida de que hay muchas personas que hacen cosas positivas, que son coherentes, personas que no salen en los diarios…y que hay que prestarles mas atencion, que estan en nuestra ciudad, en nuestro barrio…porque son tambien parte de una realidad que los medios no reflejan…
    Gracias!

  • Agus-La Plata-Bs. As.-Argentina dice:

    En un programa de TV (canal 7, de Argentina), comentaban que vivimos en una sociedad esquizofrenica, porque todo el tiempo (sobre todo desde los medios de comunicacion) nos mandan mensajes contradictorios…Los medios que nos apabullan de noticias desalentadoras, que son amarillistas…es cierto, como decis Luis, que uno queda anestesiado. Los medios tambien son un negocio, y quizas por eso son lo que son…
    A pesar de esto, estoy convencida de que hay muchas personas que hacen cosas positivas, que son coherentes, personas que no salen en los diarios…y que hay que prestarles mas atencion, que estan en nuestra ciudad, en nuestro barrio…porque son tambien parte de una realidad que los medios no reflejan…
    Gracias!

  • Laura dice:

    Luis, es terriblemente cierto, el texto de la Oración del Buen alumno…
    Pero pareciera que hoy, las preguntas que te hacés sean más crueles. Y cada día más lamentablemente reales…yo vivo preguntándome lo mismo… -obviamente sin caudicar, por el contrario buscando respuestas entre la gente que nos encontramos por ahí, vaya uno a saber por qué misterioso imán-.
    Te cuento que mi hijo empezó primer año (EGP o lo que sea, para mí es primer grado, suena más transparente que una sigla) …. y se supone que el niño en sólo tres meses ya debe poder leer. Pero como aún no “alcanzó la expectativa -esa-” ya debe ir a psicopedagoga, fonoudióloga, etc…. un esfuerzo impresionante de mucha gente -sobre todo mío que pago-, para que YA responda al orgullo de la escuela… -te aclaro que es un niño absolutamente normal, que aún necesita seguir jugando, para aprender a través de la creatividad, de la construcción de la realidad con dibujos, música, ARTE!!!! EXPRESION!!!
    Seguidamente me pregunto: para qué tanto apuro, si después esos mismos niños se hacen jóvenes a quienes yo encuentro en un nivel terciario -soy docente- sin ni siquiera tener muy en claro el sentido de sus deseos, pensamientos, decisiones y muchas veces el sentido convencional de la lectura (de izquierda a derecha…sin desmerecer).
    Es bueno saber que uno no está sólo en estos entuertos mentales y que mientras pensemos, nos preguntemos y busquemos nuevas formas de llegar a volver a preguntarnos y respondernos de distintas formas y podamos expresarnos, y asi sucesivamente… algo de la batalla se estará ganando.

    Laura

  • Laura dice:

    Luis, es terriblemente cierto, el texto de la Oración del Buen alumno…
    Pero pareciera que hoy, las preguntas que te hacés sean más crueles. Y cada día más lamentablemente reales…yo vivo preguntándome lo mismo… -obviamente sin caudicar, por el contrario buscando respuestas entre la gente que nos encontramos por ahí, vaya uno a saber por qué misterioso imán-.
    Te cuento que mi hijo empezó primer año (EGP o lo que sea, para mí es primer grado, suena más transparente que una sigla) …. y se supone que el niño en sólo tres meses ya debe poder leer. Pero como aún no “alcanzó la expectativa -esa-” ya debe ir a psicopedagoga, fonoudióloga, etc…. un esfuerzo impresionante de mucha gente -sobre todo mío que pago-, para que YA responda al orgullo de la escuela… -te aclaro que es un niño absolutamente normal, que aún necesita seguir jugando, para aprender a través de la creatividad, de la construcción de la realidad con dibujos, música, ARTE!!!! EXPRESION!!!
    Seguidamente me pregunto: para qué tanto apuro, si después esos mismos niños se hacen jóvenes a quienes yo encuentro en un nivel terciario -soy docente- sin ni siquiera tener muy en claro el sentido de sus deseos, pensamientos, decisiones y muchas veces el sentido convencional de la lectura (de izquierda a derecha…sin desmerecer).
    Es bueno saber que uno no está sólo en estos entuertos mentales y que mientras pensemos, nos preguntemos y busquemos nuevas formas de llegar a volver a preguntarnos y respondernos de distintas formas y podamos expresarnos, y asi sucesivamente… algo de la batalla se estará ganando.
    Laura

  • Laura dice:

    Luis, es terriblemente cierto, el texto de la Oración del Buen alumno…
    Pero pareciera que hoy, las preguntas que te hacés sean más crueles. Y cada día más lamentablemente reales…yo vivo preguntándome lo mismo… -obviamente sin caudicar, por el contrario buscando respuestas entre la gente que nos encontramos por ahí, vaya uno a saber por qué misterioso imán-.
    Te cuento que mi hijo empezó primer año (EGP o lo que sea, para mí es primer grado, suena más transparente que una sigla) …. y se supone que el niño en sólo tres meses ya debe poder leer. Pero como aún no “alcanzó la expectativa -esa-” ya debe ir a psicopedagoga, fonoudióloga, etc…. un esfuerzo impresionante de mucha gente -sobre todo mío que pago-, para que YA responda al orgullo de la escuela… -te aclaro que es un niño absolutamente normal, que aún necesita seguir jugando, para aprender a través de la creatividad, de la construcción de la realidad con dibujos, música, ARTE!!!! EXPRESION!!!
    Seguidamente me pregunto: para qué tanto apuro, si después esos mismos niños se hacen jóvenes a quienes yo encuentro en un nivel terciario -soy docente- sin ni siquiera tener muy en claro el sentido de sus deseos, pensamientos, decisiones y muchas veces el sentido convencional de la lectura (de izquierda a derecha…sin desmerecer).
    Es bueno saber que uno no está sólo en estos entuertos mentales y que mientras pensemos, nos preguntemos y busquemos nuevas formas de llegar a volver a preguntarnos y respondernos de distintas formas y podamos expresarnos, y asi sucesivamente… algo de la batalla se estará ganando.

    Laura

  • Dam dice:

    Sería lindo criarlos en un mundo de “las cosas son así, dale tranquilo”. Pero estamos disociados, separados, enseñando un mundo de “las cosas son así, pero ojo, porque deberían ser asá”. No basta con enumerar la regla, con implantarla, repetirla, compartirla. Además hay que defenderla, empacarse: “Sí, ya sé que todos tus compañeros se dicen eso cuando ganan a la pelota. Vos no, por favor.” Y sentir que si uno promueve en ellos la rectitud está de algún modo apartándolo del protocolo de uso de su generación; debemos pelear todos los días que “¿por qué nosotros estacionamos a dos cuadras para ir a la escuela si todos paran en doble fila y listo?” Y uno con la angustia de este mundo para pocos, en el que nuestros niños no tendrán todos las mismas oportunidades; hoy juegan a la pelota, pero están jugando a la vez un juego mucho más sofisticado, uno cuyas reglas desconocen y su participación les está velada. Uno que determinará el “vos sí – vos no” dentro de diez, quince, veinte años. Uno que juegan para que ganen otros.
    En el banco, nosotros, entrenadores vocacionales, inexpertos, amenazados, miramos a la hinchada, a los medios, a los árbitros, a los dirigentes, y farfullamos, presa de la acidez:
    “cuánto era nueve por nueve…?”

  • Dam dice:

    Sería lindo criarlos en un mundo de “las cosas son así, dale tranquilo”. Pero estamos disociados, separados, enseñando un mundo de “las cosas son así, pero ojo, porque deberían ser asá”. No basta con enumerar la regla, con implantarla, repetirla, compartirla. Además hay que defenderla, empacarse: “Sí, ya sé que todos tus compañeros se dicen eso cuando ganan a la pelota. Vos no, por favor.” Y sentir que si uno promueve en ellos la rectitud está de algún modo apartándolo del protocolo de uso de su generación; debemos pelear todos los días que “¿por qué nosotros estacionamos a dos cuadras para ir a la escuela si todos paran en doble fila y listo?” Y uno con la angustia de este mundo para pocos, en el que nuestros niños no tendrán todos las mismas oportunidades; hoy juegan a la pelota, pero están jugando a la vez un juego mucho más sofisticado, uno cuyas reglas desconocen y su participación les está velada. Uno que determinará el “vos sí – vos no” dentro de diez, quince, veinte años. Uno que juegan para que ganen otros.
    En el banco, nosotros, entrenadores vocacionales, inexpertos, amenazados, miramos a la hinchada, a los medios, a los árbitros, a los dirigentes, y farfullamos, presa de la acidez:
    “cuánto era nueve por nueve…?”

  • Dam dice:

    Sería lindo criarlos en un mundo de “las cosas son así, dale tranquilo”. Pero estamos disociados, separados, enseñando un mundo de “las cosas son así, pero ojo, porque deberían ser asá”. No basta con enumerar la regla, con implantarla, repetirla, compartirla. Además hay que defenderla, empacarse: “Sí, ya sé que todos tus compañeros se dicen eso cuando ganan a la pelota. Vos no, por favor.” Y sentir que si uno promueve en ellos la rectitud está de algún modo apartándolo del protocolo de uso de su generación; debemos pelear todos los días que “¿por qué nosotros estacionamos a dos cuadras para ir a la escuela si todos paran en doble fila y listo?” Y uno con la angustia de este mundo para pocos, en el que nuestros niños no tendrán todos las mismas oportunidades; hoy juegan a la pelota, pero están jugando a la vez un juego mucho más sofisticado, uno cuyas reglas desconocen y su participación les está velada. Uno que determinará el “vos sí – vos no” dentro de diez, quince, veinte años. Uno que juegan para que ganen otros.
    En el banco, nosotros, entrenadores vocacionales, inexpertos, amenazados, miramos a la hinchada, a los medios, a los árbitros, a los dirigentes, y farfullamos, presa de la acidez:
    “cuánto era nueve por nueve…?”

  • Claudia dice:

    Luis: tu texto, como siempre certero, me recuerda el poema “1941” de Bertolt Brecht, donde, contra todas las evidencias del mundo en descomposición que los rodea, aconseja a su hijo pequeño a seguir estudiando. Creo que en nuestro caso, como papás, mamás y educadores tenemos que ayudar a nuestros chicos a seguir adelante, porque de esta podredumbre saldrá algún día, muy de a poquito, un mundo distinto, esperemos que mejor. Y será DE ELLOS por haber sido capaces de ocupar ese lugar de creadores…o DE LOS OTROS si es que renuncian a apropiarse de las herramientas del conocimiento que los hará fuertes, por mucho asco que provoquen los símbolos del presente.
    (Si alguien quiere el poema o establecer contacto entre educadores por favor ayudennos a comunicarnos)

  • Claudia dice:

    Luis: tu texto, como siempre certero, me recuerda el poema “1941” de Bertolt Brecht, donde, contra todas las evidencias del mundo en descomposición que los rodea, aconseja a su hijo pequeño a seguir estudiando. Creo que en nuestro caso, como papás, mamás y educadores tenemos que ayudar a nuestros chicos a seguir adelante, porque de esta podredumbre saldrá algún día, muy de a poquito, un mundo distinto, esperemos que mejor. Y será DE ELLOS por haber sido capaces de ocupar ese lugar de creadores…o DE LOS OTROS si es que renuncian a apropiarse de las herramientas del conocimiento que los hará fuertes, por mucho asco que provoquen los símbolos del presente.
    (Si alguien quiere el poema o establecer contacto entre educadores por favor ayudennos a comunicarnos)

  • Claudia dice:

    Luis: tu texto, como siempre certero, me recuerda el poema “1941” de Bertolt Brecht, donde, contra todas las evidencias del mundo en descomposición que los rodea, aconseja a su hijo pequeño a seguir estudiando. Creo que en nuestro caso, como papás, mamás y educadores tenemos que ayudar a nuestros chicos a seguir adelante, porque de esta podredumbre saldrá algún día, muy de a poquito, un mundo distinto, esperemos que mejor. Y será DE ELLOS por haber sido capaces de ocupar ese lugar de creadores…o DE LOS OTROS si es que renuncian a apropiarse de las herramientas del conocimiento que los hará fuertes, por mucho asco que provoquen los símbolos del presente.
    (Si alguien quiere el poema o establecer contacto entre educadores por favor ayudennos a comunicarnos)

  • Susana González Paquini dice:

    …más de cien palabras, más de cien motivos, para no cortarse de un tajo las venas, más de cien pupilas donde vernos vivos… recuerdas la canción de Sabina? es cierto, el caos está frente a nuestros ojos y muchas veces uno siente que no vale la pena… pero tambien encontramos en la calle una señora que nos sonrie ( porque le sonrie a la persona a la que le vende), y escuchamos y conocemos gente realmente apasionada con lo que hace y dice y que es congruente y descubrimos en nosotros mismos; habilidades y pasiones y alegrías, eso también lo ven los niños, nuestros hijos, y aprenden que de lo que el mundo nos ofrece, debemos tomar lo que deseamos tomar y entonces aprendemos que tambien hay cosas maravillosas…

  • Susana González Paquini dice:

    …más de cien palabras, más de cien motivos, para no cortarse de un tajo las venas, más de cien pupilas donde vernos vivos… recuerdas la canción de Sabina? es cierto, el caos está frente a nuestros ojos y muchas veces uno siente que no vale la pena… pero tambien encontramos en la calle una señora que nos sonrie ( porque le sonrie a la persona a la que le vende), y escuchamos y conocemos gente realmente apasionada con lo que hace y dice y que es congruente y descubrimos en nosotros mismos; habilidades y pasiones y alegrías, eso también lo ven los niños, nuestros hijos, y aprenden que de lo que el mundo nos ofrece, debemos tomar lo que deseamos tomar y entonces aprendemos que tambien hay cosas maravillosas…

  • Susana González Paquini dice:

    …más de cien palabras, más de cien motivos, para no cortarse de un tajo las venas, más de cien pupilas donde vernos vivos… recuerdas la canción de Sabina? es cierto, el caos está frente a nuestros ojos y muchas veces uno siente que no vale la pena… pero tambien encontramos en la calle una señora que nos sonrie ( porque le sonrie a la persona a la que le vende), y escuchamos y conocemos gente realmente apasionada con lo que hace y dice y que es congruente y descubrimos en nosotros mismos; habilidades y pasiones y alegrías, eso también lo ven los niños, nuestros hijos, y aprenden que de lo que el mundo nos ofrece, debemos tomar lo que deseamos tomar y entonces aprendemos que tambien hay cosas maravillosas…

  • silvia dice:

    …Por suerte hay quien nos enseña pidiendo permiso, cediendo el asiento, marchando por un maestro asesinado, regando el árbol de la vereda, escribiendo lo que escribís…
    Hasta pronto (Te conseguí un sillón para tu camarín)
    Silvia

  • silvia dice:

    …Por suerte hay quien nos enseña pidiendo permiso, cediendo el asiento, marchando por un maestro asesinado, regando el árbol de la vereda, escribiendo lo que escribís…
    Hasta pronto (Te conseguí un sillón para tu camarín)
    Silvia

  • silvia dice:

    …Por suerte hay quien nos enseña pidiendo permiso, cediendo el asiento, marchando por un maestro asesinado, regando el árbol de la vereda, escribiendo lo que escribís…
    Hasta pronto (Te conseguí un sillón para tu camarín)
    Silvia

  • Mar dice:

    Adhiero al comentario de Guillermo. Y agrego: “además de educar el oído, eduquemos el corazón!!!!” Hay mucha gente inteligente por ahi, suelta, haciendo, pero si corazón, sin amor, sin capacidad de dar vida verdadera a lo que hace.

  • Mar dice:

    Adhiero al comentario de Guillermo. Y agrego: “además de educar el oído, eduquemos el corazón!!!!” Hay mucha gente inteligente por ahi, suelta, haciendo, pero si corazón, sin amor, sin capacidad de dar vida verdadera a lo que hace.

  • Mar dice:

    Adhiero al comentario de Guillermo. Y agrego: “además de educar el oído, eduquemos el corazón!!!!” Hay mucha gente inteligente por ahi, suelta, haciendo, pero si corazón, sin amor, sin capacidad de dar vida verdadera a lo que hace.

  • Guillermo dice:

    Nunca fue fácil crecer. En mis tiempos nos daban clases de “educación democrática” y siempre estábamos en algún golpe de estado. Siempre hubo y habrá niños y jóvenes con un oído más sensible a las desafinaciones y a las cacofonías de la realidad, así como siempre habrá viciosos de la coprofagía.

    Lo que me preocupa más actualmente es la desaparición del adulto. Y me refiero a la familia, a la escuela y a todos los ámbitos de socialización más influyentes. En el club de mi barrio nunca faltaba “un viejo” que nos reenviaba a nosotros mismos con un “parate” nítido y eficaz ante nuestras frecuentes desubicaciones. Hoy falta esa gente. Se “adolescentizó” o se borró…

    Mi generación tuvo que decir algo parecido a “¿Cómo es el mecanismo de aprobación de una ley en el Parlamento si el que manda lo hace solamente porque tiene las armas y las ‘leyes’ son sus decretos injustos?” Y muchas cosas más que duelen de solamente recordarlas.

    Leí que sos músico terapeuta. Bien. Tal vez la tarea de la escuela sea educar el oído de “los que vienen” para que no dejen pasar más faltas de armonía y para curar la sociedad argentina de la coprofagía generalizada…

  • Guillermo dice:

    Nunca fue fácil crecer. En mis tiempos nos daban clases de “educación democrática” y siempre estábamos en algún golpe de estado. Siempre hubo y habrá niños y jóvenes con un oído más sensible a las desafinaciones y a las cacofonías de la realidad, así como siempre habrá viciosos de la coprofagía.
    Lo que me preocupa más actualmente es la desaparición del adulto. Y me refiero a la familia, a la escuela y a todos los ámbitos de socialización más influyentes. En el club de mi barrio nunca faltaba “un viejo” que nos reenviaba a nosotros mismos con un “parate” nítido y eficaz ante nuestras frecuentes desubicaciones. Hoy falta esa gente. Se “adolescentizó” o se borró…
    Mi generación tuvo que decir algo parecido a “¿Cómo es el mecanismo de aprobación de una ley en el Parlamento si el que manda lo hace solamente porque tiene las armas y las ‘leyes’ son sus decretos injustos?” Y muchas cosas más que duelen de solamente recordarlas.
    Leí que sos músico terapeuta. Bien. Tal vez la tarea de la escuela sea educar el oído de “los que vienen” para que no dejen pasar más faltas de armonía y para curar la sociedad argentina de la coprofagía generalizada…

  • Guillermo dice:

    Nunca fue fácil crecer. En mis tiempos nos daban clases de “educación democrática” y siempre estábamos en algún golpe de estado. Siempre hubo y habrá niños y jóvenes con un oído más sensible a las desafinaciones y a las cacofonías de la realidad, así como siempre habrá viciosos de la coprofagía.

    Lo que me preocupa más actualmente es la desaparición del adulto. Y me refiero a la familia, a la escuela y a todos los ámbitos de socialización más influyentes. En el club de mi barrio nunca faltaba “un viejo” que nos reenviaba a nosotros mismos con un “parate” nítido y eficaz ante nuestras frecuentes desubicaciones. Hoy falta esa gente. Se “adolescentizó” o se borró…

    Mi generación tuvo que decir algo parecido a “¿Cómo es el mecanismo de aprobación de una ley en el Parlamento si el que manda lo hace solamente porque tiene las armas y las ‘leyes’ son sus decretos injustos?” Y muchas cosas más que duelen de solamente recordarlas.

    Leí que sos músico terapeuta. Bien. Tal vez la tarea de la escuela sea educar el oído de “los que vienen” para que no dejen pasar más faltas de armonía y para curar la sociedad argentina de la coprofagía generalizada…

  • Quique F. dice:

    Certero Luis María:
    Triste e inexorable verdad la que mencionas sobre la radio.
    Abundan programas monótonos, que si uno tiene la odiosa necesidad de sintonizar a fuerza de tener el monopolio de la señal [pienso en la escasa existencia de AM’s en nuestra Patagonia], en lugar de acompañarlo al oyente pueden exasperarlo.
    Muchas veces esos 500 o 60 kmts. ponen en evidencia el aporte que le hacemos al planeta. Por suerte los chicos tragan menos vidrio que nos “los grandecitos”. Voto por una toma de conciencia de los oyentes para hacerle saber a las emisoras nuestra displicencia cuando el programa es pésimo, o alentar aquellos espacios rescatables. Puede que sean pocos, pero aún existen ..

  • Quique F. dice:

    Certero Luis María:
    Triste e inexorable verdad la que mencionas sobre la radio.
    Abundan programas monótonos, que si uno tiene la odiosa necesidad de sintonizar a fuerza de tener el monopolio de la señal [pienso en la escasa existencia de AM’s en nuestra Patagonia], en lugar de acompañarlo al oyente pueden exasperarlo.
    Muchas veces esos 500 o 60 kmts. ponen en evidencia el aporte que le hacemos al planeta. Por suerte los chicos tragan menos vidrio que nos “los grandecitos”. Voto por una toma de conciencia de los oyentes para hacerle saber a las emisoras nuestra displicencia cuando el programa es pésimo, o alentar aquellos espacios rescatables. Puede que sean pocos, pero aún existen ..

  • Quique F. dice:

    Certero Luis María:
    Triste e inexorable verdad la que mencionas sobre la radio.
    Abundan programas monótonos, que si uno tiene la odiosa necesidad de sintonizar a fuerza de tener el monopolio de la señal [pienso en la escasa existencia de AM’s en nuestra Patagonia], en lugar de acompañarlo al oyente pueden exasperarlo.
    Muchas veces esos 500 o 60 kmts. ponen en evidencia el aporte que le hacemos al planeta. Por suerte los chicos tragan menos vidrio que nos “los grandecitos”. Voto por una toma de conciencia de los oyentes para hacerle saber a las emisoras nuestra displicencia cuando el programa es pésimo, o alentar aquellos espacios rescatables. Puede que sean pocos, pero aún existen ..

  • Mar dice:

    Es verdad que los niños viven en un mundo incongruente… pero no por esa razón, creo que sea válido plantear si “tiene sentido” enseñar la tabla de 9, ya que hay otras cosas que fallan.
    Creo que es necesario FORMAR, e INFORMAR. Y también, construir sentido sobre aquello que se aprende.

  • Mar dice:

    Es verdad que los niños viven en un mundo incongruente… pero no por esa razón, creo que sea válido plantear si “tiene sentido” enseñar la tabla de 9, ya que hay otras cosas que fallan.
    Creo que es necesario FORMAR, e INFORMAR. Y también, construir sentido sobre aquello que se aprende.

  • Mar dice:

    Es verdad que los niños viven en un mundo incongruente… pero no por esa razón, creo que sea válido plantear si “tiene sentido” enseñar la tabla de 9, ya que hay otras cosas que fallan.
    Creo que es necesario FORMAR, e INFORMAR. Y también, construir sentido sobre aquello que se aprende.

  • Vale dice:

    Hola Luis!

    Tu reflexion, comentario primero que todo, mientras iba leyendo, pasando la vista sobre el texto y las ideas, an algun lugar en mi cerebro, en la conciencia, me preguntaba si era yo congruente; si la distancia entre lo que digo ser, o lo que digo deberia de ser y hacerse y lo que soy y lo que realmente hago es poca o mucha. Por ejemplo, cuantas veces no he pensado y dicho ‘es bueno reciclar’ (lo he hecho) pero a veces me cacho poniendo en la misma bolsa o basurero todo tipo de desechos. Algunos dicen que es un avance darse cuenta, notar donde hay algo que de antemano sabemos que no esta bien, pero no basta solo con notarlo, si no cambiamos actitudes muchas cosas solo quedan en buenas intensiones, actuar, accion, moviento, cambio.
    Gracias!!!

  • Vale dice:

    Hola Luis!
    Tu reflexion, comentario primero que todo, mientras iba leyendo, pasando la vista sobre el texto y las ideas, an algun lugar en mi cerebro, en la conciencia, me preguntaba si era yo congruente; si la distancia entre lo que digo ser, o lo que digo deberia de ser y hacerse y lo que soy y lo que realmente hago es poca o mucha. Por ejemplo, cuantas veces no he pensado y dicho ‘es bueno reciclar’ (lo he hecho) pero a veces me cacho poniendo en la misma bolsa o basurero todo tipo de desechos. Algunos dicen que es un avance darse cuenta, notar donde hay algo que de antemano sabemos que no esta bien, pero no basta solo con notarlo, si no cambiamos actitudes muchas cosas solo quedan en buenas intensiones, actuar, accion, moviento, cambio.
    Gracias!!!

  • Vale dice:

    Hola Luis!

    Tu reflexion, comentario primero que todo, mientras iba leyendo, pasando la vista sobre el texto y las ideas, an algun lugar en mi cerebro, en la conciencia, me preguntaba si era yo congruente; si la distancia entre lo que digo ser, o lo que digo deberia de ser y hacerse y lo que soy y lo que realmente hago es poca o mucha. Por ejemplo, cuantas veces no he pensado y dicho ‘es bueno reciclar’ (lo he hecho) pero a veces me cacho poniendo en la misma bolsa o basurero todo tipo de desechos. Algunos dicen que es un avance darse cuenta, notar donde hay algo que de antemano sabemos que no esta bien, pero no basta solo con notarlo, si no cambiamos actitudes muchas cosas solo quedan en buenas intensiones, actuar, accion, moviento, cambio.
    Gracias!!!

  • Hola, al leer tu texto se me enchinó la piel y recordé mi curso de actualización docente que tomé esta semana. La palabra que aprendí fue CONGRUENCIA. El reto es educar con congruencia como valor principal para que este mundo cambie. Empezando por uno mismo. Con mis hijas, quienes te admiran mucho. Con mis alumnos universitarios que esperan algo que les llene ese enorme vacio que surge cuando escuchan todo lo que tú dices.
    Saludos desde México

  • Hola, al leer tu texto se me enchinó la piel y recordé mi curso de actualización docente que tomé esta semana. La palabra que aprendí fue CONGRUENCIA. El reto es educar con congruencia como valor principal para que este mundo cambie. Empezando por uno mismo. Con mis hijas, quienes te admiran mucho. Con mis alumnos universitarios que esperan algo que les llene ese enorme vacio que surge cuando escuchan todo lo que tú dices.
    Saludos desde México

  • Hola, al leer tu texto se me enchinó la piel y recordé mi curso de actualización docente que tomé esta semana. La palabra que aprendí fue CONGRUENCIA. El reto es educar con congruencia como valor principal para que este mundo cambie. Empezando por uno mismo. Con mis hijas, quienes te admiran mucho. Con mis alumnos universitarios que esperan algo que les llene ese enorme vacio que surge cuando escuchan todo lo que tú dices.
    Saludos desde México

  • Ramón dice:

    Hola desde México, D.F., mi comentario…

    Aquí en México sufrimos lo que en Argentina y en otras partes de América, pero multiplicado por 10 en corrupción, por 100 en Delincuencia y por 1000 en Apatía; pero saben, creo que yo si soy buen alumno, y lo digo no por falta de humildad, si no porque me siento una persona con valores, digna de recibir confianza, tengo 28 años y soy padre de una niña de 8, mi vida a sido cíclica de felicidades y sufrimientos, pero lo importante es lo que uno aprende y que dirección uno elige tomar, es verdad que debe haber “Bueno ejemplos”, pero al final los que nos enriquecen a mayor nivel, son los “Mal ejemplos” bien dictaminados. Y si mi esposa, mi hija, espero que Luis y la gente que visita esta página, son buenos Alumnos, seguramente las personitas que están aprendiendo que están detrás de nosotros, también lo serán… Pues si nosotros lo podemos lograr, que crecimos con paradigmas, tabúes, dogmas y todo lo que se les parezca, aun sin que en nuestros tiempos, hubiese un Luis Pescetti que pusiera este tema a juicio, seguro que ellos no solo serán aprendices sino también ejecutadores y solucionadores, o acaso no se han fijado lo que opina un niño de tirar basura, de desperdiciar el agua, de robar…Y miren que muchos viven rodeados de condiciones totalmente adversas a ese pensar…

    Cualquier comentario a mi comentario, a mí correo porfa (ahi se lo piden a los colaboradores de Luis), saludos, cuídense, ha, y viva Argentina.

  • Ramón dice:

    Hola desde México, D.F., mi comentario…
    Aquí en México sufrimos lo que en Argentina y en otras partes de América, pero multiplicado por 10 en corrupción, por 100 en Delincuencia y por 1000 en Apatía; pero saben, creo que yo si soy buen alumno, y lo digo no por falta de humildad, si no porque me siento una persona con valores, digna de recibir confianza, tengo 28 años y soy padre de una niña de 8, mi vida a sido cíclica de felicidades y sufrimientos, pero lo importante es lo que uno aprende y que dirección uno elige tomar, es verdad que debe haber “Bueno ejemplos”, pero al final los que nos enriquecen a mayor nivel, son los “Mal ejemplos” bien dictaminados. Y si mi esposa, mi hija, espero que Luis y la gente que visita esta página, son buenos Alumnos, seguramente las personitas que están aprendiendo que están detrás de nosotros, también lo serán… Pues si nosotros lo podemos lograr, que crecimos con paradigmas, tabúes, dogmas y todo lo que se les parezca, aun sin que en nuestros tiempos, hubiese un Luis Pescetti que pusiera este tema a juicio, seguro que ellos no solo serán aprendices sino también ejecutadores y solucionadores, o acaso no se han fijado lo que opina un niño de tirar basura, de desperdiciar el agua, de robar…Y miren que muchos viven rodeados de condiciones totalmente adversas a ese pensar…
    Cualquier comentario a mi comentario, a mí correo porfa (ahi se lo piden a los colaboradores de Luis), saludos, cuídense, ha, y viva Argentina.

  • Ramón dice:

    Hola desde México, D.F., mi comentario…

    Aquí en México sufrimos lo que en Argentina y en otras partes de América, pero multiplicado por 10 en corrupción, por 100 en Delincuencia y por 1000 en Apatía; pero saben, creo que yo si soy buen alumno, y lo digo no por falta de humildad, si no porque me siento una persona con valores, digna de recibir confianza, tengo 28 años y soy padre de una niña de 8, mi vida a sido cíclica de felicidades y sufrimientos, pero lo importante es lo que uno aprende y que dirección uno elige tomar, es verdad que debe haber “Bueno ejemplos”, pero al final los que nos enriquecen a mayor nivel, son los “Mal ejemplos” bien dictaminados. Y si mi esposa, mi hija, espero que Luis y la gente que visita esta página, son buenos Alumnos, seguramente las personitas que están aprendiendo que están detrás de nosotros, también lo serán… Pues si nosotros lo podemos lograr, que crecimos con paradigmas, tabúes, dogmas y todo lo que se les parezca, aun sin que en nuestros tiempos, hubiese un Luis Pescetti que pusiera este tema a juicio, seguro que ellos no solo serán aprendices sino también ejecutadores y solucionadores, o acaso no se han fijado lo que opina un niño de tirar basura, de desperdiciar el agua, de robar…Y miren que muchos viven rodeados de condiciones totalmente adversas a ese pensar…

    Cualquier comentario a mi comentario, a mí correo porfa (ahi se lo piden a los colaboradores de Luis), saludos, cuídense, ha, y viva Argentina.

  • MarcelA dice:

    ¡Como siempre! Tus reflexiones son inquietantes, movilizadoras porq cuestionan desde una mirada de niño este mundo que le ofrecemos los adultos. Es tan claro q los chicos más q oírnos nos observan…
    Gracias!

  • MarcelA dice:

    ¡Como siempre! Tus reflexiones son inquietantes, movilizadoras porq cuestionan desde una mirada de niño este mundo que le ofrecemos los adultos. Es tan claro q los chicos más q oírnos nos observan…
    Gracias!

  • MarcelA dice:

    ¡Como siempre! Tus reflexiones son inquietantes, movilizadoras porq cuestionan desde una mirada de niño este mundo que le ofrecemos los adultos. Es tan claro q los chicos más q oírnos nos observan…
    Gracias!

  • En este momento estoy trabajando como docente de música en dos escuelas de barrios carenciados y en un jardín de un barrio de clase media alta
    Hace un rato estaba comentándole yo a la portera del jardín que en una de las escuelas había encontrado en la entrada (que es también el patio de juegos) PAÑALES SUCIOS. Uno supone que esto puede suceder en comunidades carenciadas, con gente de poca educación, no es cierto? Bueno, he aquí mi sorpresa que la portera del jardín (recuerdo que se trata de un barrio de clase media alta) me comenta que allí sucede lo mismo. LOS VECINOS UTILIZAN A LA ESCUELA COMO UN BASURERO. ¿Qué concepción de escuela esconde esto? ¿Qué valoración del aprendizaje pueden hacer los niños que allí concurren?
    Y después todos nos rasgamos las vestiduras hablando de la educación esto… la educación aquello… el gobierno esto… los maestros aquello…
    ¿Por qué no empezamos de una buena vez a tratar de cambiar esto?

  • En este momento estoy trabajando como docente de música en dos escuelas de barrios carenciados y en un jardín de un barrio de clase media alta
    Hace un rato estaba comentándole yo a la portera del jardín que en una de las escuelas había encontrado en la entrada (que es también el patio de juegos) PAÑALES SUCIOS. Uno supone que esto puede suceder en comunidades carenciadas, con gente de poca educación, no es cierto? Bueno, he aquí mi sorpresa que la portera del jardín (recuerdo que se trata de un barrio de clase media alta) me comenta que allí sucede lo mismo. LOS VECINOS UTILIZAN A LA ESCUELA COMO UN BASURERO. ¿Qué concepción de escuela esconde esto? ¿Qué valoración del aprendizaje pueden hacer los niños que allí concurren?
    Y después todos nos rasgamos las vestiduras hablando de la educación esto… la educación aquello… el gobierno esto… los maestros aquello…
    ¿Por qué no empezamos de una buena vez a tratar de cambiar esto?

  • En este momento estoy trabajando como docente de música en dos escuelas de barrios carenciados y en un jardín de un barrio de clase media alta
    Hace un rato estaba comentándole yo a la portera del jardín que en una de las escuelas había encontrado en la entrada (que es también el patio de juegos) PAÑALES SUCIOS. Uno supone que esto puede suceder en comunidades carenciadas, con gente de poca educación, no es cierto? Bueno, he aquí mi sorpresa que la portera del jardín (recuerdo que se trata de un barrio de clase media alta) me comenta que allí sucede lo mismo. LOS VECINOS UTILIZAN A LA ESCUELA COMO UN BASURERO. ¿Qué concepción de escuela esconde esto? ¿Qué valoración del aprendizaje pueden hacer los niños que allí concurren?
    Y después todos nos rasgamos las vestiduras hablando de la educación esto… la educación aquello… el gobierno esto… los maestros aquello…
    ¿Por qué no empezamos de una buena vez a tratar de cambiar esto?

  • alejandra dice:

    Es tan cierto todo lo que decís, los chicos se dan cuenta y por suerte cuestionan todo el tiempo el mundo de los adultos y sus incongruencias.
    ¡ Cuánto cuesta explicarles todo ! ( la impunidad, el éxito , el dinero fácil, etc.,etc…) No basta con enseñarles las reglas, la realidad les muestra otra cosa, ayuda, por lo menos en casa, ser (desde nuestro lugar de adultos ) coherentes y respetarlas. Y para no apagar el entusiasmo y esas ganas que todos tenemos en el fondo de cambiar el mundo, contarles que respetando las reglas, no por obligación sino por convicción, la vida sería mejor y mas justa para todos .

  • alejandra dice:

    Es tan cierto todo lo que decís, los chicos se dan cuenta y por suerte cuestionan todo el tiempo el mundo de los adultos y sus incongruencias.
    ¡ Cuánto cuesta explicarles todo ! ( la impunidad, el éxito , el dinero fácil, etc.,etc…) No basta con enseñarles las reglas, la realidad les muestra otra cosa, ayuda, por lo menos en casa, ser (desde nuestro lugar de adultos ) coherentes y respetarlas. Y para no apagar el entusiasmo y esas ganas que todos tenemos en el fondo de cambiar el mundo, contarles que respetando las reglas, no por obligación sino por convicción, la vida sería mejor y mas justa para todos .

  • alejandra dice:

    Es tan cierto todo lo que decís, los chicos se dan cuenta y por suerte cuestionan todo el tiempo el mundo de los adultos y sus incongruencias.
    ¡ Cuánto cuesta explicarles todo ! ( la impunidad, el éxito , el dinero fácil, etc.,etc…) No basta con enseñarles las reglas, la realidad les muestra otra cosa, ayuda, por lo menos en casa, ser (desde nuestro lugar de adultos ) coherentes y respetarlas. Y para no apagar el entusiasmo y esas ganas que todos tenemos en el fondo de cambiar el mundo, contarles que respetando las reglas, no por obligación sino por convicción, la vida sería mejor y mas justa para todos .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.