Para todos los hilos invisibles que nos sostienen

Richard Diebenkorn
Richard Diebenkorn

Para todos los hilos invisibles que nos sostienen
en un acuerdo ni siquiera escrito,
el que trae la soda, el que lleva un paquete,
el ómnibus que sigue funcionando.
Los que hacen que la ley no sea un simulacro de justicia,
que la salud, sea un alivio
o que enseñar, también sea escucharlos.
Los que pasan esta noche u otra lejos de su mesa
por estar donde deben estar.
Los abuelos que hacen zoom con sus nietos,
los que seguimos trabajando desde casa.
A los chicos, por lo bien que se adaptaron
y seguir aumentando la talla de nuestros sueños.
Gracias por esta visión bien fundada
de lo que somos,
unos titanes resilientes.

© Luis Pescetti

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *