Hace 24 años que no vengo a Guanajuato (8)

Así nos dijo Fernando… nombre inventado para un conocido representante artístico, y porque no nos dio tiempo de preguntarle a Roberto, que es otro nombre inventado, si nos dejaba contar lo que sigue y nos dejó con la boca abierta.

El concierto duró una hora y media y había unas 4.500 almas, contando los niños y los no creyentes. Fuimos a cenar a un restaurante enfrentito del maravilloso teatro Juárez, que nos los tapaban unos toldos que de día servían para guardarnos del sol, pero de noche para tapar al teatro, namás. Que pedimos si porfavorcito los podían levantar, y que sí: al nuestro y a los de todas las ventanas, por los que otros se habrán quedado mirando quién sabe hacia dónde.

A poco de cenar, brindar, decir discursos sobre el finísimo público y lo felices que nos hicieron, llegó Juan (también, nombre inventado), y saludos y abrazos, palmadas en la espalda, quiúbule y todo, porque es la mar de buena gente. Que venía con un grupo, y al rato nos platica esto:

– Yo hace 24 años que no vengo a Guanajuato

– ¿Y por qué, a ver? Pregunta uno por educación, no por chismoso; pero sirve a las dos cosas.

– Pues porque la anterior vez que vine nos alojaron en un hospedaje donde había varios estudiantes, los cuartos quedaban arriba y el baño como en la planta baja. A la noche bajé para ir al baño y, enfrente, había un cuate… pantalón de mezclilla (jeans), camisa azul a cuadros, normal, lo saludé “¿Qué pasó?”, me saludó, “¿Qué onda?” “Pus, todo bien”. Fui al baño, salí, lo volví a saludar, regresé a mi cuarto y al otro día bajé a desayunar. Bajaron todos, pero este cuate no bajaba. Entonces que les pregunto: “Oigan, ¿qué onda con ese cuate que no baja?” ¿Cuál? Me preguntaron, se los describí… y que se hace un silencio en la mesa, todos mirando hacia su plato.

¿Cómo dijiste que era?

Repetí.

Y me dijeron que ese chavo había muerto hacía un año, y estaba así vestido como se los había descrito.

Y por eso no quise venir más.

Ni nos dio por preguntarle: ¿Y cómo fue que te animaste a volver?

Y tal como nos lo contaron se los cuento, ahí se ven con el relatito.

© Luis Pescetti

Comentarios

48 comentarios en “Hace 24 años que no vengo a Guanajuato (8)

  • Sheila dice:

    Ah! Otra cosa, quiero leer el libro que escribiste con el buenísimo de Maronna: “Copyright” pero acá en México, en Gandhi, no lo tienen… Cómo le hago?

  • Sheila dice:

    Ah! Otra cosa, quiero leer el libro que escribiste con el buenísimo de Maronna: “Copyright” pero acá en México, en Gandhi, no lo tienen… Cómo le hago?

  • Sheila dice:

    Ah! Otra cosa, quiero leer el libro que escribiste con el buenísimo de Maronna: “Copyright” pero acá en México, en Gandhi, no lo tienen… Cómo le hago?

  • Sheila dice:

    Hola Luis!! Qué lindo que te hayas ido con una buena anécdota de Guanajuato; precisamente ese tipo de historias son las obligadas anécdotas que uno termina por contar de esta ciudad tan hermosa. Tuve la grandiosa oportunidad de verte en el concierto del Cervantino.. Fui my feliz!! Te cuento que al final del concierto estuve en la filita de facinerosos que gritaban a coro, a veces bajo mi canto inicial: “queremos a Pescetti”, entre otras canciones, peticiones y ruegos n_n Te conocí y de la emoción se me olvidó tomarme una foto contigo.. tengo tu autógrafo y el recuerdo.
    Por útimo, te repito lo q dije aquél día: eres genial!!
    Pd. Vienes otra vez este año?

  • Sheila dice:

    Hola Luis!! Qué lindo que te hayas ido con una buena anécdota de Guanajuato; precisamente ese tipo de historias son las obligadas anécdotas que uno termina por contar de esta ciudad tan hermosa. Tuve la grandiosa oportunidad de verte en el concierto del Cervantino.. Fui my feliz!! Te cuento que al final del concierto estuve en la filita de facinerosos que gritaban a coro, a veces bajo mi canto inicial: “queremos a Pescetti”, entre otras canciones, peticiones y ruegos n_n Te conocí y de la emoción se me olvidó tomarme una foto contigo.. tengo tu autógrafo y el recuerdo.
    Por útimo, te repito lo q dije aquél día: eres genial!!
    Pd. Vienes otra vez este año?

  • Sheila dice:

    Hola Luis!! Qué lindo que te hayas ido con una buena anécdota de Guanajuato; precisamente ese tipo de historias son las obligadas anécdotas que uno termina por contar de esta ciudad tan hermosa. Tuve la grandiosa oportunidad de verte en el concierto del Cervantino.. Fui my feliz!! Te cuento que al final del concierto estuve en la filita de facinerosos que gritaban a coro, a veces bajo mi canto inicial: “queremos a Pescetti”, entre otras canciones, peticiones y ruegos n_n Te conocí y de la emoción se me olvidó tomarme una foto contigo.. tengo tu autógrafo y el recuerdo.
    Por útimo, te repito lo q dije aquél día: eres genial!!
    Pd. Vienes otra vez este año?

  • Carlos dice:

    Se que estuviste en el cervantino en Guanajuanto, cuando vuelves a México

  • Carlos dice:

    Se que estuviste en el cervantino en Guanajuanto, cuando vuelves a México

  • Carlos dice:

    Se que estuviste en el cervantino en Guanajuanto, cuando vuelves a México

  • PASCAL Y SU MAMA dice:

    YA NO LE DAN MIEDO LOS VAMPIROS. El pequeño Pascal (tres años) tenia mucho miedo a la oscuridad y a los escenarios, aun asi me arriesgue a llevarlo a la alhondiga, llego dormido y yo iba ideando como hacercelo mas facil, cuando abrio los ojos ya habia comenzado Pescetti y ¡oh sorpresa!, como magia, mi hijo quedo encantado, crei que cuando Pescetti empezo a cantar la cancion del miedo mi hijo lloraria, pero no solo no lloro, sino que al dia siguiente y hasta ahora de lo primero que habla cuando despierta es de pescetti, y no solo eso, saca su guitarra y su banco y se pone a cantar y dice que quiere que le compre un escenario y me pide que le ponga en el youtube los videos, en el coche quiere oirlo en la mañana cuando va a la escuela y esta interesadisimo en Argentina. Las cosas que le daban miedo ahora ya no les teme. Ah, Pescetti, mi hijo te manda decir que le prestes tu silla que la guitarra no. Gracias.

  • PASCAL Y SU MAMA dice:

    YA NO LE DAN MIEDO LOS VAMPIROS. El pequeño Pascal (tres años) tenia mucho miedo a la oscuridad y a los escenarios, aun asi me arriesgue a llevarlo a la alhondiga, llego dormido y yo iba ideando como hacercelo mas facil, cuando abrio los ojos ya habia comenzado Pescetti y ¡oh sorpresa!, como magia, mi hijo quedo encantado, crei que cuando Pescetti empezo a cantar la cancion del miedo mi hijo lloraria, pero no solo no lloro, sino que al dia siguiente y hasta ahora de lo primero que habla cuando despierta es de pescetti, y no solo eso, saca su guitarra y su banco y se pone a cantar y dice que quiere que le compre un escenario y me pide que le ponga en el youtube los videos, en el coche quiere oirlo en la mañana cuando va a la escuela y esta interesadisimo en Argentina. Las cosas que le daban miedo ahora ya no les teme. Ah, Pescetti, mi hijo te manda decir que le prestes tu silla que la guitarra no. Gracias.

  • PASCAL Y SU MAMA dice:

    YA NO LE DAN MIEDO LOS VAMPIROS. El pequeño Pascal (tres años) tenia mucho miedo a la oscuridad y a los escenarios, aun asi me arriesgue a llevarlo a la alhondiga, llego dormido y yo iba ideando como hacercelo mas facil, cuando abrio los ojos ya habia comenzado Pescetti y ¡oh sorpresa!, como magia, mi hijo quedo encantado, crei que cuando Pescetti empezo a cantar la cancion del miedo mi hijo lloraria, pero no solo no lloro, sino que al dia siguiente y hasta ahora de lo primero que habla cuando despierta es de pescetti, y no solo eso, saca su guitarra y su banco y se pone a cantar y dice que quiere que le compre un escenario y me pide que le ponga en el youtube los videos, en el coche quiere oirlo en la mañana cuando va a la escuela y esta interesadisimo en Argentina. Las cosas que le daban miedo ahora ya no les teme. Ah, Pescetti, mi hijo te manda decir que le prestes tu silla que la guitarra no. Gracias.

  • maru dice:

    hola soy Maria del Valle y me gusta mucho escribir poesias y cuento.El año pasado escribimos (con 1 compañera) una noticia de crimenes todos la querian leer estuvo buenisimo. bueno me despido

  • maru dice:

    hola soy Maria del Valle y me gusta mucho escribir poesias y cuento.El año pasado escribimos (con 1 compañera) una noticia de crimenes todos la querian leer estuvo buenisimo. bueno me despido

  • maru dice:

    hola soy Maria del Valle y me gusta mucho escribir poesias y cuento.El año pasado escribimos (con 1 compañera) una noticia de crimenes todos la querian leer estuvo buenisimo. bueno me despido

  • Adriana dice:

    y y otambien entre al camerin oa saludarte y nos tomamos fotito y toda la cosa y me odiaron algunos por poder pasar jajaja! regresa pronto luis 1 miL BESOS aDRIANA !

  • Adriana dice:

    y y otambien entre al camerin oa saludarte y nos tomamos fotito y toda la cosa y me odiaron algunos por poder pasar jajaja! regresa pronto luis 1 miL BESOS aDRIANA !

  • Adriana dice:

    y y otambien entre al camerin oa saludarte y nos tomamos fotito y toda la cosa y me odiaron algunos por poder pasar jajaja! regresa pronto luis 1 miL BESOS aDRIANA !

  • Marina dice:

    Mi mamá dice que esas cosas pasan… a mi nunca me ha pasado nada parecido… aunque tampoco quiero que se me aparezca nadie… besos luis

  • Marina dice:

    Mi mamá dice que esas cosas pasan… a mi nunca me ha pasado nada parecido… aunque tampoco quiero que se me aparezca nadie… besos luis

  • Marina dice:

    Mi mamá dice que esas cosas pasan… a mi nunca me ha pasado nada parecido… aunque tampoco quiero que se me aparezca nadie… besos luis

  • Jesica Chopin dice:

    Bueno que ya nunca vas a venir a Puebla???!!!!!!!!

    BUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUU!!!!!!!

  • Jesica Chopin dice:

    Bueno que ya nunca vas a venir a Puebla???!!!!!!!!
    BUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUU!!!!!!!

  • Jesica Chopin dice:

    Bueno que ya nunca vas a venir a Puebla???!!!!!!!!

    BUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUU!!!!!!!

  • Verónica dice:

    Te contaba de la historia rarísima que ocurrió en la Alhóndiga. Sí… la noche misma que estuviste ahí.
    Me quedé en que llegó la señora robusta y grande que nos hizo a muchos, movernos de nuestro lugar, para sentarse justo frente a ti, y te conté que entró con un niño. El niño era pequeño, casi un bebé.
    Entonces… ¿sabes?
    ¡No hay historia!
    Así me quedé yo con el chiste de la rama del árbol… y el pajarito… y la monja…y el cura…esperando el final y…¡nada! No hubo final para el chiste.
    Saludos, desde Guanajuato!!

  • Verónica dice:

    Te contaba de la historia rarísima que ocurrió en la Alhóndiga. Sí… la noche misma que estuviste ahí.
    Me quedé en que llegó la señora robusta y grande que nos hizo a muchos, movernos de nuestro lugar, para sentarse justo frente a ti, y te conté que entró con un niño. El niño era pequeño, casi un bebé.
    Entonces… ¿sabes?
    ¡No hay historia!
    Así me quedé yo con el chiste de la rama del árbol… y el pajarito… y la monja…y el cura…esperando el final y…¡nada! No hubo final para el chiste.
    Saludos, desde Guanajuato!!

  • Verónica dice:

    Te contaba de la historia rarísima que ocurrió en la Alhóndiga. Sí… la noche misma que estuviste ahí.
    Me quedé en que llegó la señora robusta y grande que nos hizo a muchos, movernos de nuestro lugar, para sentarse justo frente a ti, y te conté que entró con un niño. El niño era pequeño, casi un bebé.
    Entonces… ¿sabes?
    ¡No hay historia!
    Así me quedé yo con el chiste de la rama del árbol… y el pajarito… y la monja…y el cura…esperando el final y…¡nada! No hubo final para el chiste.
    Saludos, desde Guanajuato!!

  • Verónica dice:

    ¿En qué me quedé con la historia buenísima que ocurrió en la Alhóndiga?
    Sí, ya recuerdo, te decía, que unos minutos después de que comenzaste a cantar, llegó una señora con un niño, fue muy notorio porque era una mujer grande y robusta, así que a pesar de la oscuridad se notaba bastante; además, sus asientos eran exactamente los del medio y frente a ti, así que nos hizo a muchos, movernos de nuestro lugar.
    Entonces, te decía que entró con un niño… (sigo después que debo ir a comprar las tortillas para la comida, paso a la escuela por los chicos, vuelvo y te sigo contando).

  • Verónica dice:

    ¿En qué me quedé con la historia buenísima que ocurrió en la Alhóndiga?
    Sí, ya recuerdo, te decía, que unos minutos después de que comenzaste a cantar, llegó una señora con un niño, fue muy notorio porque era una mujer grande y robusta, así que a pesar de la oscuridad se notaba bastante; además, sus asientos eran exactamente los del medio y frente a ti, así que nos hizo a muchos, movernos de nuestro lugar.
    Entonces, te decía que entró con un niño… (sigo después que debo ir a comprar las tortillas para la comida, paso a la escuela por los chicos, vuelvo y te sigo contando).

  • Verónica dice:

    ¿En qué me quedé con la historia buenísima que ocurrió en la Alhóndiga?
    Sí, ya recuerdo, te decía, que unos minutos después de que comenzaste a cantar, llegó una señora con un niño, fue muy notorio porque era una mujer grande y robusta, así que a pesar de la oscuridad se notaba bastante; además, sus asientos eran exactamente los del medio y frente a ti, así que nos hizo a muchos, movernos de nuestro lugar.
    Entonces, te decía que entró con un niño… (sigo después que debo ir a comprar las tortillas para la comida, paso a la escuela por los chicos, vuelvo y te sigo contando).

  • Verónica dice:

    ¿Te cuento una historia que es buenísima?
    Pues, fíjate que el mismo día que te presentaste en la Alhóndiga en Guanajuato, ocurrió algo muy extraño; creo que no toda la gente lo notó, pero al final del concierto, varias personas nos quedamos afuera comentándolo.
    Unos minutos después de que comenzaste a cantar, llegún una señora con un niño…(bueno dejo aquí que voy a almorzar, te sigo contando más tarde)…

  • Verónica dice:

    ¿Te cuento una historia que es buenísima?
    Pues, fíjate que el mismo día que te presentaste en la Alhóndiga en Guanajuato, ocurrió algo muy extraño; creo que no toda la gente lo notó, pero al final del concierto, varias personas nos quedamos afuera comentándolo.
    Unos minutos después de que comenzaste a cantar, llegún una señora con un niño…(bueno dejo aquí que voy a almorzar, te sigo contando más tarde)…

  • Verónica dice:

    ¿Te cuento una historia que es buenísima?
    Pues, fíjate que el mismo día que te presentaste en la Alhóndiga en Guanajuato, ocurrió algo muy extraño; creo que no toda la gente lo notó, pero al final del concierto, varias personas nos quedamos afuera comentándolo.
    Unos minutos después de que comenzaste a cantar, llegún una señora con un niño…(bueno dejo aquí que voy a almorzar, te sigo contando más tarde)…

  • esbeidy dice:

    uuuuuuuuuhh! q miedo!!

  • esbeidy dice:

    uuuuuuuuuhh! q miedo!!

  • esbeidy dice:

    uuuuuuuuuhh! q miedo!!

  • Vilma dice:

    En ocasiones… veo muertos… firma Roberto.

  • Vilma dice:

    En ocasiones… veo muertos… firma Roberto.

  • Vilma dice:

    En ocasiones… veo muertos… firma Roberto.

  • Yo creo que de seguro segurísimo era el protagonista de la canción “accidente”. No viste Luis que estaba junto al baño y todo?

  • Yo creo que de seguro segurísimo era el protagonista de la canción “accidente”. No viste Luis que estaba junto al baño y todo?

  • Yo creo que de seguro segurísimo era el protagonista de la canción “accidente”. No viste Luis que estaba junto al baño y todo?

  • Jolie dice:

    quien angelina?… yo solo vine a darle una palmadita a luis

  • Jolie dice:

    quien angelina?… yo solo vine a darle una palmadita a luis

  • Jolie dice:

    quien angelina?… yo solo vine a darle una palmadita a luis

  • Huit dice:

    Debería ser el novio de Angelina

  • Huit dice:

    Debería ser el novio de Angelina

  • Huit dice:

    Debería ser el novio de Angelina

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.