Boletí­n N° 7

FotoAcabamos de enviar por email el boletín número 7, con un fuerte texto de Luis. Léanlo. (Los que quieran suscribirse al boletín pueden mandar un mensaje en blanco a luispescetti-on@mail-list.com. Van a recibir un mensaje pidiendo confirmación: respondan a ese mensaje sin cambiarle nada, y ya está.)

Casi todos mis alumnos están en la cárcel

Así nos contó una maestra, en la cena de clausura del congreso al que fui, en España. Fue en la hermosa ciudad de Cádiz, con sus tres mil años, sus murallas y su ciudad medieval. Me senté en su mesa porque sabía que son un grupo de docentes que trabaja en hospitales, y con niños de zonas marginales e inmigrantes. El maestro que estaba a mi derecha narró dos experiencias que fueron las más fuertes de su vida: una ahora, que trabaja en oncología, con pacientes terminales algunos de ellos, y acompaña a los niños desde que ingresan hasta que ya no pueden seguir. La otra cuando trabajó con un grupo de seis o cuatro niños que habían asesinado a una persona. Yo le expresaba lo límite que veía esa tarea, pues ¿cómo se puede enseñar sin transmitir valores? ¿Y cómo se pueden aprender valores sin ver lo que hiciste? Recordó la experiencia más fuerte cuando al mayor del grupo se le ocurrió que le cortarían el pelo a todo el resto del salón, los demás niños no querían e intervino él. Que no lo van a hacer. Que sí lo vamos a hacer, y alzó las tijeras. El maestro le sujetó el brazo, comenzaron a forcejear hasta que cayeron al suelo. Imagínate, yo tenía que contenerlo y quitarle las tijeras. Lucharon hasta que el cansancio venció al adolescente y se rindió, jadeando. El maestro quedó con las tijeras en las manos. El muchacho se incorporó, se miró el pecho y soltó: “Me manchaste la camisa, maestro, te voy a matar.”

Otra maestra contó de la Pili, una niña gitana de cuatro años, que no hablaba. No había dicho ni una sílaba, lo cual preocupaba mucho a la docente. Un día la Pili se portaba mal, o quería irse, porque palabras no tenía, pero carácter le sobraba, y la maestra: Que no, Pili, no hagas eso que sabes que no se puede. la Pili desobedeció. ¡Que no, Pili! Tampoco. Entonces ella la tomó del brazo, para detenerla, y la Pili se zafó al grito de ¡JAPUTAAA! Y ella: “¡Habla! ¡La Pili habla!”, exclamaba feliz.

No eran de Cádiz, sino de otra ciudad de España, y por supuesto que me hicieron acordar de las anécdotas que escuché en el Chaco, de las mismas que viví como docente cuando era maestro de música en La Boca y algunos niños llegaban mareados por el hambre, o de aquella pregunta que me hizo una maestra de Neuquén: ¿Qué se puede hacer?, porque ella daba clases en zonas marginales y, cuando ocurrieron los saqueos, al otro día los niños le contaron que habían participado, como cuentan las cosas los chicos a sus maestros, sea que vuelven de vacaciones con sus padres, o que su hermana de 14 años se embarazó otra vez.

La ciudad de Cádiz tiene murallas que hicieron unos ingenieros franceses, porque era saqueada una y otra vez. Son hechos que hoy nos cuesta imaginar. Tu padre, un empleado, o vos mismo estás de guardia en la torre de tu casa, para ver si llega el barco con mercancías y negociar desde ahí mismo: saber qué traen, cuánto piden y ofrecer antes que nadie. Pero lo que ves llegar son velas amenazantes y hay que dar la alarma. Cerca de la catedral se ve el diseño de una de las murallas que dan al barrio medieval, ahí hay una puerta y encima de ella la muralla sale un poco hacia fuera: por ahí se tiraba el aceite hirviendo.

Esa ciudad se parece a La Coruña y a La Habana, y hubo un atardecer que fue extenso y delicado. La noche de la cena llegué tarde a una peña flamenca de barrio, ya había terminado el espectáculo. Me lo perdí. Venga el próximo viernes. No, para el otro ya me fui. Me perdí el flamenco porque cada anécdota de la mesa aquella me atornillaba más y más a la silla. La risa se mezclaba con la emoción, con el asombro y la denuncia. A ver, lee esto; le pidió una a su alumno, también de cuatro años, y él la miró con suficiencia y contestó tranquilo, con aire de señor: “Lee tú, maestra… que para eso te pagan.” O sea, el Paco no aprendía… porque no le pagaban.

Yo me río pero no me río, ¿sabes?, dijo otra maestra, y nos contó que en una clase de adolescentes un muchachón se bajó los pantalones y se mostró desnudo. Y ahí estaba yo, ¿sabes? Y, ay, mi madre qué hago, y que una niña arranca a los gritos escandalizada, y el otro que se seguía exhibiendo y ésta que gritaba como loca, entonces la miré y la paré en seco: ¿Y tú, por qué gritas? (silencio) ¿Tú nunca te equivocas? La muchacha asintió con la cabeza. Bueno él ahora se equivocó… todos nos equivocamos, eso no se hace (señalando al muchacho, pero hablándole a ella, seria), todos cometememos errores. A esa altura el muchacho ya se había subido los pantalones y se sentó. La maestra se agarró la cabeza, mostrando que suspiró aliviada en aquel momento. Nos reíamos, por nervios, por lo desbordado de la situación, porque pasa de todo, siempre, y con profunda admiración ante su capacidad de respuesta. Ella también se reía, abanicándose con la servilleta, y ahí fue que dijo: Yo me río pero no me río, ¿sabes?

Contó del Borja, un alumno suyo de quince años, que un día se lo devolvieron al salón porque se había escapado, se había tirado en medio de las vías, no a que lo pisara el tren, a verlo pasar y a que no le ocurriera nada. En medio de las dos vías, se acostó, y el tren pasó por arriba. Borja, ¿¡pero tú estás loco!? ¡Te podías haber matado! (ella, asustada, salvándolo y sin salvación). El muchacho miraba al piso, levantó los hombros. Quería que la madre le pusiera un límite, ¿tú sabes? Y la madre trabajaba en el Ayuntamiento, ¿eh? (nos aclaró la maestra, como diciendo: ninguna zona marginal). ¿Por qué haces eso, Borja? Así me meten en el correccional (contestó él). Pero, ¿por qué quieres ir ahí, Borja? Vas a estar como preso, no te van a dejar salir. El muchacho levantó la vista: Es que mire, maestra, si no me dejan salir no voy a hacer lo que no tengo que hacer. Entonces fue que la maestra dijo, con esa energía que la caracterizaba, y con ese aire de cuando se admite el fracaso pero no la derrota: Casi todos mis alumnos están en la cárcel, ¿sabes?

Con esta carta quisiera dar la mano, emocionado, a maestros como esos, y como los que conocí en México, en Argentina, como los que conocemos todos, en fin; y a los que no alcanzamos a conocer porque están demasiado arriba en una montaña, o demasiado lejos en una villa, o demasiado ocupados haciendo de diques de contención, de asistentes sociales, de acompañantes terapéuticos, de padres, cuando abandona la familia o el Estado.

Y que esta carta también fuera un ladrillazo en la ventana de tu Oficina de Presupuesto, pequeño peligroso hombrecito; que te recuerde que eso que firma tu lapicera, es un acta de responsabilidad civil.

Luis

© Luis Pescetti

Comentarios

39 comentarios en “Boletí­n N° 7

  • galerai dice:

    ay ay ay… qué palabras más bellamente tristes… cuánto trabajo hecho, cuánto por delante

  • galerai dice:

    ay ay ay… qué palabras más bellamente tristes… cuánto trabajo hecho, cuánto por delante

  • galerai dice:

    ay ay ay… qué palabras más bellamente tristes… cuánto trabajo hecho, cuánto por delante

  • Berenice dice:

    Boletín 7- Comentario
    Es algo triste que esto se repita y se repita no solo en España, sino en el mundo, nosotros nos dedicamos a apoyar a niños de escasos recursos a continuar sus estudios, en este momento nos encontramos estancados en la construcción de una escuela que ofrezca no solo información (esa nos sobra) sino conocimiento de la vida, para que realmente se pueda generar un cambio y a diario me pregunto si mis develos valdran para algo, o solo para ver mas jóvenes en la nada. Hace dos meses se suicido una de mis niñas (le di clases cuando yo tenía 19 y ella 8 hace 7 años) era una niña que lo tenía “todo” menos esperanza y eso la mató, me pasé 2 años tratando de que su madre viera lo que le pasaba a su hija, pero ante la escusa de no tener tiempo, nunca quiso ver nada y ahora no tiene nada, su única hija y nunca más poder mirarla. ¿Qué cosas no?

  • Berenice dice:

    Boletín 7- Comentario
    Es algo triste que esto se repita y se repita no solo en España, sino en el mundo, nosotros nos dedicamos a apoyar a niños de escasos recursos a continuar sus estudios, en este momento nos encontramos estancados en la construcción de una escuela que ofrezca no solo información (esa nos sobra) sino conocimiento de la vida, para que realmente se pueda generar un cambio y a diario me pregunto si mis develos valdran para algo, o solo para ver mas jóvenes en la nada. Hace dos meses se suicido una de mis niñas (le di clases cuando yo tenía 19 y ella 8 hace 7 años) era una niña que lo tenía “todo” menos esperanza y eso la mató, me pasé 2 años tratando de que su madre viera lo que le pasaba a su hija, pero ante la escusa de no tener tiempo, nunca quiso ver nada y ahora no tiene nada, su única hija y nunca más poder mirarla. ¿Qué cosas no?

  • Berenice dice:

    Boletín 7- Comentario
    Es algo triste que esto se repita y se repita no solo en España, sino en el mundo, nosotros nos dedicamos a apoyar a niños de escasos recursos a continuar sus estudios, en este momento nos encontramos estancados en la construcción de una escuela que ofrezca no solo información (esa nos sobra) sino conocimiento de la vida, para que realmente se pueda generar un cambio y a diario me pregunto si mis develos valdran para algo, o solo para ver mas jóvenes en la nada. Hace dos meses se suicido una de mis niñas (le di clases cuando yo tenía 19 y ella 8 hace 7 años) era una niña que lo tenía “todo” menos esperanza y eso la mató, me pasé 2 años tratando de que su madre viera lo que le pasaba a su hija, pero ante la escusa de no tener tiempo, nunca quiso ver nada y ahora no tiene nada, su única hija y nunca más poder mirarla. ¿Qué cosas no?

  • Pedro Bala dice:

    Mario:
    Ese paqueño hombrecito es pequeño, pero tiene guarda espaldas, no tiene oficinas sino un ministerio, y poco le importa la irresponsabilidad que firma. Vos que tenes voz, podrias invitar en tus programas de radios maestros que cuenten sus preocupaciones y desventuras, de esta realidad que es insoportable y que mismo la imaginacion no alcanza para saber como se pasan las cosas en los sectores mas desfavorecidos.

    Pedro.

  • Pedro Bala dice:

    Mario:
    Ese paqueño hombrecito es pequeño, pero tiene guarda espaldas, no tiene oficinas sino un ministerio, y poco le importa la irresponsabilidad que firma. Vos que tenes voz, podrias invitar en tus programas de radios maestros que cuenten sus preocupaciones y desventuras, de esta realidad que es insoportable y que mismo la imaginacion no alcanza para saber como se pasan las cosas en los sectores mas desfavorecidos.
    Pedro.

  • Pedro Bala dice:

    Mario:
    Ese paqueño hombrecito es pequeño, pero tiene guarda espaldas, no tiene oficinas sino un ministerio, y poco le importa la irresponsabilidad que firma. Vos que tenes voz, podrias invitar en tus programas de radios maestros que cuenten sus preocupaciones y desventuras, de esta realidad que es insoportable y que mismo la imaginacion no alcanza para saber como se pasan las cosas en los sectores mas desfavorecidos.

    Pedro.

  • Pedro Bala dice:

    Mario:
    Cadiz………………LATINOAMERICA!!!!!!!!, todos en mas o menos sufren esta realidad de la mundializacion.
    ” Todos mis alumnos estan en el gobierno” dijo Carlos S… M… .
    Hoy por hoy mas que nunca vigente la pedagogia del oprimido, que nuestro maestro paulo Freire escribio hace treinta años……….
    ” Me parece que es imposible comprender la vida histórica, social y política de hombres y mujeres fuera del gusto y de la necesidad de saber. Sólo que ése es un saber del que somos sujetos, inventores, creadores y es un saber que no termina, que acompaña el proceso individual y social de las personas en el mundo y que no escapa a la politicidad del mundo. Quiero decir, es imposible estar en el mundo apolíticamente, neutralmente. Hay siempre valoración, comparación, hay siempre elección que demanda decisión, ruptura y todo eso tiene que ver con la forma de ‘estar siendo’ en el mundo, que es una forma profundamente política”.

    Paulo Freire ( “Pedagogia del oprimido” treinta años despues )

    Un abrazo Pedro.

  • Pedro Bala dice:

    Mario:
    Cadiz………………LATINOAMERICA!!!!!!!!, todos en mas o menos sufren esta realidad de la mundializacion.
    ” Todos mis alumnos estan en el gobierno” dijo Carlos S… M… .
    Hoy por hoy mas que nunca vigente la pedagogia del oprimido, que nuestro maestro paulo Freire escribio hace treinta años……….
    ” Me parece que es imposible comprender la vida histórica, social y política de hombres y mujeres fuera del gusto y de la necesidad de saber. Sólo que ése es un saber del que somos sujetos, inventores, creadores y es un saber que no termina, que acompaña el proceso individual y social de las personas en el mundo y que no escapa a la politicidad del mundo. Quiero decir, es imposible estar en el mundo apolíticamente, neutralmente. Hay siempre valoración, comparación, hay siempre elección que demanda decisión, ruptura y todo eso tiene que ver con la forma de ‘estar siendo’ en el mundo, que es una forma profundamente política”.
    Paulo Freire ( “Pedagogia del oprimido” treinta años despues )
    Un abrazo Pedro.

  • Pedro Bala dice:

    Mario:
    Cadiz………………LATINOAMERICA!!!!!!!!, todos en mas o menos sufren esta realidad de la mundializacion.
    ” Todos mis alumnos estan en el gobierno” dijo Carlos S… M… .
    Hoy por hoy mas que nunca vigente la pedagogia del oprimido, que nuestro maestro paulo Freire escribio hace treinta años……….
    ” Me parece que es imposible comprender la vida histórica, social y política de hombres y mujeres fuera del gusto y de la necesidad de saber. Sólo que ése es un saber del que somos sujetos, inventores, creadores y es un saber que no termina, que acompaña el proceso individual y social de las personas en el mundo y que no escapa a la politicidad del mundo. Quiero decir, es imposible estar en el mundo apolíticamente, neutralmente. Hay siempre valoración, comparación, hay siempre elección que demanda decisión, ruptura y todo eso tiene que ver con la forma de ‘estar siendo’ en el mundo, que es una forma profundamente política”.

    Paulo Freire ( “Pedagogia del oprimido” treinta años despues )

    Un abrazo Pedro.

  • ALEJANDRO CABRAL dice:

    HOLA SOY YO…..
    EL “BARBÓN” QUE SIEMPRE ESTA EN TUS CONCIERTOS EN EL DEFE.
    !QUE EXPERIENCIAS! SORPRENDEN POR SER UN PAÍS EUROPEO….DE ESOS QUE UNO SABE QUE SON DE “PRIMER MUNDO”.
    AUNQUE NO TAN SORPRENDENTES SI NOS SABEMOS DE OTROS MUNDOS “INFERIORES”….CON MENOS RECURSOS, QUIERO DECIR.
    DEFINITIVAMENTE EN TODO EL MUNDO SE CUECE HABAS. LOS
    “ADULTOS”, EN OCACIONES, SON TAN CIEGOS QUE NO CAEN EN LA CUENTA DE QUE LOS PROBLEMAS SOCIALES INCIDEN DIRECTAMENTE EN NUESTROS NIÑOS. QUE SUS ACTITUDES SON EL REFLEJO DE LAS PROBLEMATICAS FAMILIARES. SIN OLVIDAR LA FALTA DE PROPUESTAS GUBERNAMENTALES, POR PARTE DE POLITICOS “ADULTOS”.
    PERO LOS QUE NOS DEDICAMOS A LA EDUCACIÓN (DE NIÑOS, JÓVENES O ADULTOS) SABEMOS QUE LA REALIDAD DE LAS POLITICAS EDUCATIVAS, EN EL CAMPO, LA CIUDAD, EN ZONAS MARGINALES O NO, NO DA PARA MUCHO…EN TODOS LOS ESPACIOS EDUCATIVOS EXISTEN LIMITANTES DIVERSAS…NO ME DIGAN QUE EN ESCUELAS DE “CACHÉ” (PARTICULARES) NO TIENEN PROBLEMAS.
    SIN EMBARGO ME PREGUNTO ¿QUE SERÍA DE NUESTRA LABOR SIN TOPES, TROPEZONES, ZANCADILLAS, TROMPONES, DINERO, ESPACIOS, BUROCRACIA TAN QUERIDA….ETCÉTERA?
    CLARO….SERÍA MÁS FÁCIL.
    POR ESO VA NUESTRO APOYO A TODOS LOS COMPAÑEROS COMPROMETIDOS CON ESTA LABOR, AUN A SABIENDAS QUE LAS CONDICIONES SON ADVERSAS.
    Y COMO DIJO TU PAISANO…
    “HASTA LA VICTORIA SIEMPRE”

  • ALEJANDRO CABRAL dice:

    HOLA SOY YO…..
    EL “BARBÓN” QUE SIEMPRE ESTA EN TUS CONCIERTOS EN EL DEFE.
    !QUE EXPERIENCIAS! SORPRENDEN POR SER UN PAÍS EUROPEO….DE ESOS QUE UNO SABE QUE SON DE “PRIMER MUNDO”.
    AUNQUE NO TAN SORPRENDENTES SI NOS SABEMOS DE OTROS MUNDOS “INFERIORES”….CON MENOS RECURSOS, QUIERO DECIR.
    DEFINITIVAMENTE EN TODO EL MUNDO SE CUECE HABAS. LOS
    “ADULTOS”, EN OCACIONES, SON TAN CIEGOS QUE NO CAEN EN LA CUENTA DE QUE LOS PROBLEMAS SOCIALES INCIDEN DIRECTAMENTE EN NUESTROS NIÑOS. QUE SUS ACTITUDES SON EL REFLEJO DE LAS PROBLEMATICAS FAMILIARES. SIN OLVIDAR LA FALTA DE PROPUESTAS GUBERNAMENTALES, POR PARTE DE POLITICOS “ADULTOS”.
    PERO LOS QUE NOS DEDICAMOS A LA EDUCACIÓN (DE NIÑOS, JÓVENES O ADULTOS) SABEMOS QUE LA REALIDAD DE LAS POLITICAS EDUCATIVAS, EN EL CAMPO, LA CIUDAD, EN ZONAS MARGINALES O NO, NO DA PARA MUCHO…EN TODOS LOS ESPACIOS EDUCATIVOS EXISTEN LIMITANTES DIVERSAS…NO ME DIGAN QUE EN ESCUELAS DE “CACHÉ” (PARTICULARES) NO TIENEN PROBLEMAS.
    SIN EMBARGO ME PREGUNTO ¿QUE SERÍA DE NUESTRA LABOR SIN TOPES, TROPEZONES, ZANCADILLAS, TROMPONES, DINERO, ESPACIOS, BUROCRACIA TAN QUERIDA….ETCÉTERA?
    CLARO….SERÍA MÁS FÁCIL.
    POR ESO VA NUESTRO APOYO A TODOS LOS COMPAÑEROS COMPROMETIDOS CON ESTA LABOR, AUN A SABIENDAS QUE LAS CONDICIONES SON ADVERSAS.
    Y COMO DIJO TU PAISANO…
    “HASTA LA VICTORIA SIEMPRE”

  • ALEJANDRO CABRAL dice:

    HOLA SOY YO…..
    EL “BARBÓN” QUE SIEMPRE ESTA EN TUS CONCIERTOS EN EL DEFE.
    !QUE EXPERIENCIAS! SORPRENDEN POR SER UN PAÍS EUROPEO….DE ESOS QUE UNO SABE QUE SON DE “PRIMER MUNDO”.
    AUNQUE NO TAN SORPRENDENTES SI NOS SABEMOS DE OTROS MUNDOS “INFERIORES”….CON MENOS RECURSOS, QUIERO DECIR.
    DEFINITIVAMENTE EN TODO EL MUNDO SE CUECE HABAS. LOS
    “ADULTOS”, EN OCACIONES, SON TAN CIEGOS QUE NO CAEN EN LA CUENTA DE QUE LOS PROBLEMAS SOCIALES INCIDEN DIRECTAMENTE EN NUESTROS NIÑOS. QUE SUS ACTITUDES SON EL REFLEJO DE LAS PROBLEMATICAS FAMILIARES. SIN OLVIDAR LA FALTA DE PROPUESTAS GUBERNAMENTALES, POR PARTE DE POLITICOS “ADULTOS”.
    PERO LOS QUE NOS DEDICAMOS A LA EDUCACIÓN (DE NIÑOS, JÓVENES O ADULTOS) SABEMOS QUE LA REALIDAD DE LAS POLITICAS EDUCATIVAS, EN EL CAMPO, LA CIUDAD, EN ZONAS MARGINALES O NO, NO DA PARA MUCHO…EN TODOS LOS ESPACIOS EDUCATIVOS EXISTEN LIMITANTES DIVERSAS…NO ME DIGAN QUE EN ESCUELAS DE “CACHÉ” (PARTICULARES) NO TIENEN PROBLEMAS.
    SIN EMBARGO ME PREGUNTO ¿QUE SERÍA DE NUESTRA LABOR SIN TOPES, TROPEZONES, ZANCADILLAS, TROMPONES, DINERO, ESPACIOS, BUROCRACIA TAN QUERIDA….ETCÉTERA?
    CLARO….SERÍA MÁS FÁCIL.
    POR ESO VA NUESTRO APOYO A TODOS LOS COMPAÑEROS COMPROMETIDOS CON ESTA LABOR, AUN A SABIENDAS QUE LAS CONDICIONES SON ADVERSAS.
    Y COMO DIJO TU PAISANO…
    “HASTA LA VICTORIA SIEMPRE”

  • Araceli dice:

    Soy docente y sufro por las situaciones de dolor y penurias en las que están situados muchos chicos. Por supuesto que se nos parte el alma por los chicos, pero detrás de esos chicos hay adultos también que están sufriendo y que no pueden hacer nada, o poco, para cambiar las cosas. Y seguramente ellos mismos fueron también niños que la pasaron mal. Y esos panoramas tan desalentadores son los que angustian y desesperan porque sabemos que es tan poco lo que podemos hacer desde la escuela (o tanto, a veces)…quisiéramos ser magos y poder influir realmente en sus vidas y mejorarlas y aliviarlas y leerles un cuento con final feliz y detener el tiempo entonces, y protegerlos de las desdichas presentes y futuras.
    Y lamentablemente los problemas se acrecientan en todos los ámbitos, y no siempre están relacionados con la pobreza o las necesidades. Tenemos vidas complicadas y vemos año a año padres y familias más conflictuadas y chicos más problemáticos.
    Ponerse triste y llorar (como lloramos al leer tu artículo) también es bueno para seguir adelante. Es desarmarse por un rato, para rearmarnos nuevamente y pensar cómo continuar de la mejor manera posible.

    Un beso grande, por tus espectáculos, por tus libros y tu música. Y por tus reflexiones.

  • Araceli dice:

    Soy docente y sufro por las situaciones de dolor y penurias en las que están situados muchos chicos. Por supuesto que se nos parte el alma por los chicos, pero detrás de esos chicos hay adultos también que están sufriendo y que no pueden hacer nada, o poco, para cambiar las cosas. Y seguramente ellos mismos fueron también niños que la pasaron mal. Y esos panoramas tan desalentadores son los que angustian y desesperan porque sabemos que es tan poco lo que podemos hacer desde la escuela (o tanto, a veces)…quisiéramos ser magos y poder influir realmente en sus vidas y mejorarlas y aliviarlas y leerles un cuento con final feliz y detener el tiempo entonces, y protegerlos de las desdichas presentes y futuras.
    Y lamentablemente los problemas se acrecientan en todos los ámbitos, y no siempre están relacionados con la pobreza o las necesidades. Tenemos vidas complicadas y vemos año a año padres y familias más conflictuadas y chicos más problemáticos.
    Ponerse triste y llorar (como lloramos al leer tu artículo) también es bueno para seguir adelante. Es desarmarse por un rato, para rearmarnos nuevamente y pensar cómo continuar de la mejor manera posible.
    Un beso grande, por tus espectáculos, por tus libros y tu música. Y por tus reflexiones.

  • Araceli dice:

    Soy docente y sufro por las situaciones de dolor y penurias en las que están situados muchos chicos. Por supuesto que se nos parte el alma por los chicos, pero detrás de esos chicos hay adultos también que están sufriendo y que no pueden hacer nada, o poco, para cambiar las cosas. Y seguramente ellos mismos fueron también niños que la pasaron mal. Y esos panoramas tan desalentadores son los que angustian y desesperan porque sabemos que es tan poco lo que podemos hacer desde la escuela (o tanto, a veces)…quisiéramos ser magos y poder influir realmente en sus vidas y mejorarlas y aliviarlas y leerles un cuento con final feliz y detener el tiempo entonces, y protegerlos de las desdichas presentes y futuras.
    Y lamentablemente los problemas se acrecientan en todos los ámbitos, y no siempre están relacionados con la pobreza o las necesidades. Tenemos vidas complicadas y vemos año a año padres y familias más conflictuadas y chicos más problemáticos.
    Ponerse triste y llorar (como lloramos al leer tu artículo) también es bueno para seguir adelante. Es desarmarse por un rato, para rearmarnos nuevamente y pensar cómo continuar de la mejor manera posible.

    Un beso grande, por tus espectáculos, por tus libros y tu música. Y por tus reflexiones.

  • Deyanira Vergara Palacios dice:

    Hola Luis!
    Esas experiencias nos hacen reflexionar.Sabes Yo pienso que todos los padres somos docentes, de nuestros hijos y a veces es triste saber que a los que se tiene que reeducar es a los padres.
    He tenido la oportunidad de ser maestra y para mi es una experiencia muy gratificante, y uno quisiera ser super heroina para ayudar a cada chico o chica.
    Gracias por todas tus creaciones.Que Dios te bendiga.
    Por otro lado quiero que sepas que la dirección que tienen en la página del lugar donde podemos conseguir tus libros y discos en el estado de Puebla en México, no existe, la dirección si, pero el lugar no.
    Hasta pronto.

  • Deyanira Vergara Palacios dice:

    Hola Luis!
    Esas experiencias nos hacen reflexionar.Sabes Yo pienso que todos los padres somos docentes, de nuestros hijos y a veces es triste saber que a los que se tiene que reeducar es a los padres.
    He tenido la oportunidad de ser maestra y para mi es una experiencia muy gratificante, y uno quisiera ser super heroina para ayudar a cada chico o chica.
    Gracias por todas tus creaciones.Que Dios te bendiga.
    Por otro lado quiero que sepas que la dirección que tienen en la página del lugar donde podemos conseguir tus libros y discos en el estado de Puebla en México, no existe, la dirección si, pero el lugar no.
    Hasta pronto.

  • Deyanira Vergara Palacios dice:

    Hola Luis!
    Esas experiencias nos hacen reflexionar.Sabes Yo pienso que todos los padres somos docentes, de nuestros hijos y a veces es triste saber que a los que se tiene que reeducar es a los padres.
    He tenido la oportunidad de ser maestra y para mi es una experiencia muy gratificante, y uno quisiera ser super heroina para ayudar a cada chico o chica.
    Gracias por todas tus creaciones.Que Dios te bendiga.
    Por otro lado quiero que sepas que la dirección que tienen en la página del lugar donde podemos conseguir tus libros y discos en el estado de Puebla en México, no existe, la dirección si, pero el lugar no.
    Hasta pronto.

  • Aytana dice:

    No, no soy docente… aunque creo que debo serlo en algún momento de mi vida… hace días le decía a un maestro de hace muchos años que quizá le sorprendería la influencia que tuvo su paso en la historia de mi vida y, que por lo tanto, la sigue teniendo…
    A veces pienso que tener contacto con alguien más joven al que uno le ejerce cierta influencia (compañeros de trabajo o subalternos por ejemplo) es ya una responsabilidad… yo no figuro en tan sentida carta que escribes Luis, no soy maestra y tampoco mi mano tiene el poder de firmar documentos trasendentes… sin embargo me gusta creer que existen momentos mágicos en los que uno puede escribir renglones en la vida de otros, quizá sin sentirlo, quizá con toda la responsabilidad que ello implica… a veces en el metro, platicando con un chofer de taxi, escuchando algún programa de radio, platicando con la señora que limpia mi oficina he tenido la fortuna de aprender grandes experiencias de vida que me gustaría me alejaran de la condición primitiva del egoísmo y me hicieran más humana, más sensible, más empática con la vida misma… relatos como el tuyo dejan esa sensación…

  • Aytana dice:

    No, no soy docente… aunque creo que debo serlo en algún momento de mi vida… hace días le decía a un maestro de hace muchos años que quizá le sorprendería la influencia que tuvo su paso en la historia de mi vida y, que por lo tanto, la sigue teniendo…
    A veces pienso que tener contacto con alguien más joven al que uno le ejerce cierta influencia (compañeros de trabajo o subalternos por ejemplo) es ya una responsabilidad… yo no figuro en tan sentida carta que escribes Luis, no soy maestra y tampoco mi mano tiene el poder de firmar documentos trasendentes… sin embargo me gusta creer que existen momentos mágicos en los que uno puede escribir renglones en la vida de otros, quizá sin sentirlo, quizá con toda la responsabilidad que ello implica… a veces en el metro, platicando con un chofer de taxi, escuchando algún programa de radio, platicando con la señora que limpia mi oficina he tenido la fortuna de aprender grandes experiencias de vida que me gustaría me alejaran de la condición primitiva del egoísmo y me hicieran más humana, más sensible, más empática con la vida misma… relatos como el tuyo dejan esa sensación…

  • Aytana dice:

    No, no soy docente… aunque creo que debo serlo en algún momento de mi vida… hace días le decía a un maestro de hace muchos años que quizá le sorprendería la influencia que tuvo su paso en la historia de mi vida y, que por lo tanto, la sigue teniendo…
    A veces pienso que tener contacto con alguien más joven al que uno le ejerce cierta influencia (compañeros de trabajo o subalternos por ejemplo) es ya una responsabilidad… yo no figuro en tan sentida carta que escribes Luis, no soy maestra y tampoco mi mano tiene el poder de firmar documentos trasendentes… sin embargo me gusta creer que existen momentos mágicos en los que uno puede escribir renglones en la vida de otros, quizá sin sentirlo, quizá con toda la responsabilidad que ello implica… a veces en el metro, platicando con un chofer de taxi, escuchando algún programa de radio, platicando con la señora que limpia mi oficina he tenido la fortuna de aprender grandes experiencias de vida que me gustaría me alejaran de la condición primitiva del egoísmo y me hicieran más humana, más sensible, más empática con la vida misma… relatos como el tuyo dejan esa sensación…

  • Juan dice:

    Hola Luis.

    Saludos desde México. Mi hija Sabina y yo somos admiradores tuyos desde hace tiempo. Iremos a escucharte cuando estés por acá en noviembre. Está fuerte el texto de tu séptimo boletín. Yo también soy docente. Trabajo con chavos de 16, 17 y 18 años. Es toda una experiencia. A menudo he sabido de tragedias familiares con los chicos y esto hace más fuerte el compromiso para con ellos. Pienso que, esencialmente, la docencia es un acto de amor y lo llevamos a cabo pese a las restricciones que esos hombrecitos grises tratan de imponer desde sus oficinas. Es increíble lo que puede crear un joven si se le ayuda. Yo aprendo mucho con y de mis muchachos.

    Un abrazo.

  • Juan dice:

    Hola Luis.
    Saludos desde México. Mi hija Sabina y yo somos admiradores tuyos desde hace tiempo. Iremos a escucharte cuando estés por acá en noviembre. Está fuerte el texto de tu séptimo boletín. Yo también soy docente. Trabajo con chavos de 16, 17 y 18 años. Es toda una experiencia. A menudo he sabido de tragedias familiares con los chicos y esto hace más fuerte el compromiso para con ellos. Pienso que, esencialmente, la docencia es un acto de amor y lo llevamos a cabo pese a las restricciones que esos hombrecitos grises tratan de imponer desde sus oficinas. Es increíble lo que puede crear un joven si se le ayuda. Yo aprendo mucho con y de mis muchachos.
    Un abrazo.

  • Juan dice:

    Hola Luis.

    Saludos desde México. Mi hija Sabina y yo somos admiradores tuyos desde hace tiempo. Iremos a escucharte cuando estés por acá en noviembre. Está fuerte el texto de tu séptimo boletín. Yo también soy docente. Trabajo con chavos de 16, 17 y 18 años. Es toda una experiencia. A menudo he sabido de tragedias familiares con los chicos y esto hace más fuerte el compromiso para con ellos. Pienso que, esencialmente, la docencia es un acto de amor y lo llevamos a cabo pese a las restricciones que esos hombrecitos grises tratan de imponer desde sus oficinas. Es increíble lo que puede crear un joven si se le ayuda. Yo aprendo mucho con y de mis muchachos.

    Un abrazo.

  • MACA dice:

    Soy tu fan numero 1 me encantan tus libros chau

  • MACA dice:

    Soy tu fan numero 1 me encantan tus libros chau

  • MACA dice:

    Soy tu fan numero 1 me encantan tus libros chau

  • Julieta dice:

    Hola soy Juli leei:Chat Natacha Chat,Buenisimo Natacha y El pulpo Esta Crudo. Besos Juli

  • Julieta dice:

    Hola soy Juli leei:Chat Natacha Chat,Buenisimo Natacha y El pulpo Esta Crudo. Besos Juli

  • Julieta dice:

    Hola soy Juli leei:Chat Natacha Chat,Buenisimo Natacha y El pulpo Esta Crudo. Besos Juli

  • Alejandro dice:

    Luis estimado
    ¡caray, qué fuertes experiencias nos cuentas! y como esas, miles más, me pregunto qué cosas podrían contarnos los maestros del Bronx con su larga historia de violencia cotidiana o la de los barrios bajos de Nueva Orleans, luego del Huracán y la negligencia, o de la Sierra Mixe y su insultante miseria, o de los Altos de Chiapas, donde los niños de padres evangélicos no pueden tomar clases junto con los hijos de padres católicos tradicionalistas, o en las favelas brasileñas donde sobrevivir a los 8 años es toda una proeza…

    Creo que esas historias nos deberían hacer pensar acerca del trabajo que como padres dejamos de hacer y les endilgamos a los maestros, porque a nosotros tampoco nos pagan como papás ¡Que otro se encargue!

    Gracias por tu certera visión y el reto que conlleva.

    Alejandro, Ciudad de México

  • Alejandro dice:

    Luis estimado
    ¡caray, qué fuertes experiencias nos cuentas! y como esas, miles más, me pregunto qué cosas podrían contarnos los maestros del Bronx con su larga historia de violencia cotidiana o la de los barrios bajos de Nueva Orleans, luego del Huracán y la negligencia, o de la Sierra Mixe y su insultante miseria, o de los Altos de Chiapas, donde los niños de padres evangélicos no pueden tomar clases junto con los hijos de padres católicos tradicionalistas, o en las favelas brasileñas donde sobrevivir a los 8 años es toda una proeza…
    Creo que esas historias nos deberían hacer pensar acerca del trabajo que como padres dejamos de hacer y les endilgamos a los maestros, porque a nosotros tampoco nos pagan como papás ¡Que otro se encargue!
    Gracias por tu certera visión y el reto que conlleva.
    Alejandro, Ciudad de México

  • Alejandro dice:

    Luis estimado
    ¡caray, qué fuertes experiencias nos cuentas! y como esas, miles más, me pregunto qué cosas podrían contarnos los maestros del Bronx con su larga historia de violencia cotidiana o la de los barrios bajos de Nueva Orleans, luego del Huracán y la negligencia, o de la Sierra Mixe y su insultante miseria, o de los Altos de Chiapas, donde los niños de padres evangélicos no pueden tomar clases junto con los hijos de padres católicos tradicionalistas, o en las favelas brasileñas donde sobrevivir a los 8 años es toda una proeza…

    Creo que esas historias nos deberían hacer pensar acerca del trabajo que como padres dejamos de hacer y les endilgamos a los maestros, porque a nosotros tampoco nos pagan como papás ¡Que otro se encargue!

    Gracias por tu certera visión y el reto que conlleva.

    Alejandro, Ciudad de México

  • Marta Sabella dice:

    hola, Luis!

    soy Marta; leí tu txt. en el último boletín acerca del congreso al que asististe en España. Muy emocionante, me gusta esa capacidad tuya para llamar a las cosas por su nombre y que no pierdan poesía aunque no sea alegre de lo que hablás.
    Tal parece que los pobres tienen los mismos (o parecidos) problemas en todos lados y los maestros reaccionamos en forma semejante a tremendas situaciones que nos tocan y que no están en ningún libro (a pesar de lo mucho que puede caber en los libros).

    Con mis sobris disfrutamos mucho de tus canciones, cuentos y chistes (se los aprenden de memoria) pero todavía no te vimos en vivo ¿cuando te presentás en Argentina?.

    Un abrazo.
    M.S.

  • Marta Sabella dice:

    hola, Luis!
    soy Marta; leí tu txt. en el último boletín acerca del congreso al que asististe en España. Muy emocionante, me gusta esa capacidad tuya para llamar a las cosas por su nombre y que no pierdan poesía aunque no sea alegre de lo que hablás.
    Tal parece que los pobres tienen los mismos (o parecidos) problemas en todos lados y los maestros reaccionamos en forma semejante a tremendas situaciones que nos tocan y que no están en ningún libro (a pesar de lo mucho que puede caber en los libros).
    Con mis sobris disfrutamos mucho de tus canciones, cuentos y chistes (se los aprenden de memoria) pero todavía no te vimos en vivo ¿cuando te presentás en Argentina?.
    Un abrazo.
    M.S.

  • Marta Sabella dice:

    hola, Luis!

    soy Marta; leí tu txt. en el último boletín acerca del congreso al que asististe en España. Muy emocionante, me gusta esa capacidad tuya para llamar a las cosas por su nombre y que no pierdan poesía aunque no sea alegre de lo que hablás.
    Tal parece que los pobres tienen los mismos (o parecidos) problemas en todos lados y los maestros reaccionamos en forma semejante a tremendas situaciones que nos tocan y que no están en ningún libro (a pesar de lo mucho que puede caber en los libros).

    Con mis sobris disfrutamos mucho de tus canciones, cuentos y chistes (se los aprenden de memoria) pero todavía no te vimos en vivo ¿cuando te presentás en Argentina?.

    Un abrazo.
    M.S.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.