Boletí­n nº 22 (sobre el fracaso)

Sobre el fracaso

En el programa de radio leí un fragmento de El hombre del Techo, una hermosa novela juvenil de Jules Feiffer (Ed. Anaya).

Jimmy es un niño al que le encanta dibujar historietas, pero tiene un problema: no le salen bien las manos de sus personajes. Lester es su tío, quien llevaba años de fracasar intentando escribir comedias musicales. El tío Lester, "fracasado" de la familia, acaba de lograr un éxito en Brodway y conversa con Jimmy mientras revisa los dibujos de éste.

Luis
(continuamos debajo del texto)

(…)
-No sabes dibujar manos-el tío Lester se encogió de hombros-. Hasta Robótica no fui capaz de escribir una canción de amor. Durante doce años, doce años, fui capaz de escribir cualquier tipo de canción, cualquiera, pero no una buena canción de amor- El tío Lester parecía compungido-. ¿De qué vale un árbol sin hojas?¿De qué vale el cielo sin estrellas? ¿De qué vale un musical de Broadway sin una canción de amor?

-¡Pero has escrito una canción de amor genial!- Exclamó Jimmy, y cantó los primero compases de Estoy sintiendo demasiadas cosas, demasiado de prisa, demasiado pronto.

-Para ti es fácil cantarlo- Dijo el tío Lester-Pero yo luché, fracasé, luché, fracasé. Doce años- Asintió una y otra vez, como si estuviera contándolos- Y de repente, me desperté una mañana, me senté en el piano -Chasqueó los dedos- y en cinco minutos había escrito mi canción de amor.

Jimmy no acababa de entenderlo.

-¿Pero cómo?

-Esa es la respuesta- dijo tío Lester, como si esa fuera la respuesta-. Algunas canciones son canciones de diez minutos- continuó-. Sólo tarda uno diez minutos en escribirlas. Algunas canciones requieren veinte o treinta minutos. Otras canciones resultan ser canciones de dos días, o de dos semanas. Mi canción de amor resultó ser una canción de doce años.

-Ah, ya entiendo -dijo Jimmy, que no entendía nada.

-No se puede escribir una buena canción hasta que está lista. A veces, demasiado a menudo, el modo de que llegue a serlo es escribir un montón de canciones malas, lo que la gente llama “fracasos”. “Fracasos”- repetía, levantando el labio-. ¡Já! Cada “fracaso” es una pieza de la suerte futura. Porque te acerca un poco más al momento en que estas listo. Fracasar, fracasar un poco más, y fracasar de nuevo y duplicar el fracaso, cuadruplicarlo. Fracasar hasta el punto que nadie cree que puedas hacer otra cosa…

-Lester hizo una pausa -Pero eso no es lo que tú crees.

-¿No lo es?-Dijo Jimmy.

-Porque sabes que más allá…,más allá de toda duda- continuó el tío Lester como si hubiera pensado mucho sobre el tema del fracaso, ¿y por qué no?- el fracaso es como el patito feo.

Jimmy siempre había creído que el fracaso era una enfermedad incurable, un túnel lóbrego del que uno no salía nunca, pero ni en un millón de años se le habría ocurrido pensar en que el fracaso era como el patito feo.

-No se llega a ser un precioso cisne por accidente- dijo el tío Lester-. El único modo de ser un hermoso cisne es empezar siendo un patito feo. Y acabas superándolo.
Esta vez Jimmy lo comprendió.

-¿Cómo las orugas, que se convierten en mariposas?

-¡Exactamente!- dijo tío Lester.

-¡Como aprender a andar antes de poder correr!

-¡Muy bien! -le vitoreó el tío Lester.

– Es decir, que, si quiero aprender a dibujar bien las manos, tendré que dibujar mal, terriblemente mal, cien, quizá mil, quizá diez mil manos.

-Yo mismo no podría haberlo expresado mejor- y rodeó a Jimmy con un brazo, acercándolo a él-. En fin, ¿qué…,qué…, qué me dices?

Jimmy no dijo nada. ¿Qué se suponía que tenía que decir? El tío Lester le había enseñado que fracasar era bueno. ¿Bueno? ¡El fracaso era horrible! Todo lo que había aprendido en su vida le decía que tío Lester no sabía de que estaba hablando. Pero evidentemente eso no podía ser. Si el tío Lester no era una autoridad sobre el fracaso, ¿quién lo era?
¿Pero como era posible que algo que te hacía sentir tan mal fuera bueno para uno?
Entonces Jimmy recordó el resto de lo que le había dicho.
El fracaso sólo era bueno si te lo tomabas como si no fuera fracaso, sino algo normal. Si te lo tomaras como si no demostrara lo inútil, lo perdedor que eras.
¿Era normal el fracaso? ¿El Fracaso era normal? Jimmy no podía creérselo ni por un instante. Pero entonces recordó la parte más difícil: el fracaso sólo funcionaba si seguías adelante, y adelante, y adelante; sin importar el numero de veces que fracasaras; no podías darte por vencido. Y ahí estaba el problema. Porque en el fondo de su corazón, Jimmy sabía que quería darse por vencido.
(…)

(fragmento de El hombre del Techo, de Jules Feiffer, Ed. Anaya)

——————————————————————————–

Al compartir este texto no pretendo una versión "final feliz" sobre lo que el fracaso puede significar en nuestras vidas. Buena parte de la novela es una interesante reflexión sobre este tema, y este fragmento es un muy buen punto de partida para pensar otros significados posibles de un fracaso.

En una época y una cultura en las que se premia el éxito de una manera tan excluyente, casi sin crítica, esta reflexión es más que necesaria.

"¿Qué es lo que falta que la aventura falta?" se pregunta José Martí en un poema. Así podemos preguntar qué falta cuando falta el fracaso.

Qué falta cuando no encontramos nuestros propios límites. Es decir: cuando no los conocemos o no los admitimos.

Cuáles son las consecuencias en una persona cuando no tolera un fracaso.

Cuáles son las consecuencias de un éxito temprano en una carrera.

¿Cuáles son las relaciones entre el éxito y la aventura humana? ¿Y entre el fracaso y la aventura humana?

¿Todos los éxitos son buenos? ¿Todos los fracasos son malos?

Podemos fracasar como padres, como hijos, en el trabajo, en el amor. ¿En qué fracasamos si no fracasamos nunca?

A veces no nos atrevemos a tocar un tema por miedo a no tener respuestas. No siempre son necesarias, recuerden que donde se acaben las respuestas siempre podrán seguir si hacen buenas preguntas.
Y cuando éstas también se agoten podrán decir: "Hasta aquí llegamos hoy".

Hun havraso
Luis

© Luis Pescetti

39 comentarios en “Boletí­n nº 22 (sobre el fracaso)

  1. Dolorosos comentarios cuando no encajas en un ciculo social y familiar pues te hacen creer que eres un fracasado,lento o poco acertivo en tus comentarios y desciciones, mas si ven que lo que uno dice les recuerda a ellos mismos. Lo que no toleramos en esta vida es aquello que nos hace recodarnos a nosotros mismos es tan asi que nos incomoda. GRACIAS MIL POR Q APARECEN EN LOS MOMENTOS DE BUSCAR RESPUESTAS DE VIDA TUS TEXTOS. UN ABRAZO FRATERNAL DESDEMEXICO.

  2. Dolorosos comentarios cuando no encajas en un ciculo social y familiar pues te hacen creer que eres un fracasado,lento o poco acertivo en tus comentarios y desciciones, mas si ven que lo que uno dice les recuerda a ellos mismos. Lo que no toleramos en esta vida es aquello que nos hace recodarnos a nosotros mismos es tan asi que nos incomoda. GRACIAS MIL POR Q APARECEN EN LOS MOMENTOS DE BUSCAR RESPUESTAS DE VIDA TUS TEXTOS. UN ABRAZO FRATERNAL DESDEMEXICO.

  3. Dolorosos comentarios cuando no encajas en un ciculo social y familiar pues te hacen creer que eres un fracasado,lento o poco acertivo en tus comentarios y desciciones, mas si ven que lo que uno dice les recuerda a ellos mismos. Lo que no toleramos en esta vida es aquello que nos hace recodarnos a nosotros mismos es tan asi que nos incomoda. GRACIAS MIL POR Q APARECEN EN LOS MOMENTOS DE BUSCAR RESPUESTAS DE VIDA TUS TEXTOS. UN ABRAZO FRATERNAL DESDEMEXICO.

  4. Es muy interesante cuando uno se plantea, qué es lo que la falta de tolerancia al fracaso en una persona puede causar y más aún, la falta de una motivación o deseo, que amortigue esos golpes o fracasos, y más aún, si una persona no se da cuenta de que el error fundamental se haya en que nunca se pregunto, porque hago lo que hago?. Cuando uno ama lo que hace los fracasos se hacen tolerables y tenemos la fortaleza necesaria para levantarnos infinidad de veces.

  5. Es muy interesante cuando uno se plantea, qué es lo que la falta de tolerancia al fracaso en una persona puede causar y más aún, la falta de una motivación o deseo, que amortigue esos golpes o fracasos, y más aún, si una persona no se da cuenta de que el error fundamental se haya en que nunca se pregunto, porque hago lo que hago?. Cuando uno ama lo que hace los fracasos se hacen tolerables y tenemos la fortaleza necesaria para levantarnos infinidad de veces.

  6. Es muy interesante cuando uno se plantea, qué es lo que la falta de tolerancia al fracaso en una persona puede causar y más aún, la falta de una motivación o deseo, que amortigue esos golpes o fracasos, y más aún, si una persona no se da cuenta de que el error fundamental se haya en que nunca se pregunto, porque hago lo que hago?. Cuando uno ama lo que hace los fracasos se hacen tolerables y tenemos la fortaleza necesaria para levantarnos infinidad de veces.

  7. Caro Escritor:
    Es el día del Padre, y no me preguntes por-qué, pero venía recordando a Santiaguito y a su padre, los protagonistas de “El ciudadano de mis zapatos” [los conoces, no?]. Agarré la compu y llegué hasta este comentario tan valioso sobre un libro. Pero mejor aún, es ver esto que rescatas. Aquello de valorar los fracasos, cuando a fuerza de laburarlos se transforman. Puede que uno tarde mucho, pero sino ¿que gracia tiene?
    Lo llevo al mundo del deporte, recuerdo un torneo de golf [el British Open] que se disputara en 1999. Tuvo un final apoteótico, y uno de los jugadores que salieron a desempatar y terminó segundo fué el protagonista, para mi era el héroe [el francés Jean “Notre Ami” Van de Velde], pero para la prensa y gran parte de los fanáticos del golf era un paria, un perdedor.
    Lo cierto es que el tipo tuvo que seguir remando durante siete años, para lograr un triunfo [ver]].
    Cito entonces a Jules Feiffer, hay cosas que no le salen así nomás a uno, mas que nada cuando hay fantasmas presentes, tal como suele ser el miedo a triunfar.
    Algo así leí en un párrafus de “El ciudadano de mis zapatos” [Capítulo 14], y entiendo se darían la mano Feiffer, Van de Velde y Vd.
    Enfrento cada página como un fracaso. Esa era la razón mas profunda, que no podía contarles en ese momento, porque no lo sabía tan claro como ahora. A cada cosa que hago, voy como a una derrota anunciada, el triunfo se me desparrama. Si algo sale bien me alegro con la noticia; pero luego se revela que no sé qué hacer con ese pequeño éxito, ni con ningún otro, creo. Se me hace inconcebible la idea de un triunfo.

  8. Caro Escritor:
    Es el día del Padre, y no me preguntes por-qué, pero venía recordando a Santiaguito y a su padre, los protagonistas de “El ciudadano de mis zapatos” [los conoces, no?]. Agarré la compu y llegué hasta este comentario tan valioso sobre un libro. Pero mejor aún, es ver esto que rescatas. Aquello de valorar los fracasos, cuando a fuerza de laburarlos se transforman. Puede que uno tarde mucho, pero sino ¿que gracia tiene?
    Lo llevo al mundo del deporte, recuerdo un torneo de golf [el British Open] que se disputara en 1999. Tuvo un final apoteótico, y uno de los jugadores que salieron a desempatar y terminó segundo fué el protagonista, para mi era el héroe [el francés Jean “Notre Ami” Van de Velde], pero para la prensa y gran parte de los fanáticos del golf era un paria, un perdedor.
    Lo cierto es que el tipo tuvo que seguir remando durante siete años, para lograr un triunfo [ver]].
    Cito entonces a Jules Feiffer, hay cosas que no le salen así nomás a uno, mas que nada cuando hay fantasmas presentes, tal como suele ser el miedo a triunfar.
    Algo así leí en un párrafus de “El ciudadano de mis zapatos” [Capítulo 14], y entiendo se darían la mano Feiffer, Van de Velde y Vd.
    Enfrento cada página como un fracaso. Esa era la razón mas profunda, que no podía contarles en ese momento, porque no lo sabía tan claro como ahora. A cada cosa que hago, voy como a una derrota anunciada, el triunfo se me desparrama. Si algo sale bien me alegro con la noticia; pero luego se revela que no sé qué hacer con ese pequeño éxito, ni con ningún otro, creo. Se me hace inconcebible la idea de un triunfo.

  9. Caro Escritor:
    Es el día del Padre, y no me preguntes por-qué, pero venía recordando a Santiaguito y a su padre, los protagonistas de “El ciudadano de mis zapatos” [los conoces, no?]. Agarré la compu y llegué hasta este comentario tan valioso sobre un libro. Pero mejor aún, es ver esto que rescatas. Aquello de valorar los fracasos, cuando a fuerza de laburarlos se transforman. Puede que uno tarde mucho, pero sino ¿que gracia tiene?
    Lo llevo al mundo del deporte, recuerdo un torneo de golf [el British Open] que se disputara en 1999. Tuvo un final apoteótico, y uno de los jugadores que salieron a desempatar y terminó segundo fué el protagonista, para mi era el héroe [el francés Jean “Notre Ami” Van de Velde], pero para la prensa y gran parte de los fanáticos del golf era un paria, un perdedor.
    Lo cierto es que el tipo tuvo que seguir remando durante siete años, para lograr un triunfo [ver]].
    Cito entonces a Jules Feiffer, hay cosas que no le salen así nomás a uno, mas que nada cuando hay fantasmas presentes, tal como suele ser el miedo a triunfar.
    Algo así leí en un párrafus de “El ciudadano de mis zapatos” [Capítulo 14], y entiendo se darían la mano Feiffer, Van de Velde y Vd.
    Enfrento cada página como un fracaso. Esa era la razón mas profunda, que no podía contarles en ese momento, porque no lo sabía tan claro como ahora. A cada cosa que hago, voy como a una derrota anunciada, el triunfo se me desparrama. Si algo sale bien me alegro con la noticia; pero luego se revela que no sé qué hacer con ese pequeño éxito, ni con ningún otro, creo. Se me hace inconcebible la idea de un triunfo.

  10. Coincido con lo que decis, de que este tipo de textos son necesarios hoy en dia, donde hay una cultura del exito rapido y facil, donde todo tiene que ser entendido y logrado RAPIDO…yendome un poco de tema, esa idea de la rapidez (que comentaba en una entrevista el ex rector de la UBA Jaim Etcheverry) me “impresiona” mucho, porque supone que todo debe lograrse rapido, como si la rapidez fuese algo bueno….en fin…me fui un poco de tema….Menos mal que existen personas como vos!

  11. Coincido con lo que decis, de que este tipo de textos son necesarios hoy en dia, donde hay una cultura del exito rapido y facil, donde todo tiene que ser entendido y logrado RAPIDO…yendome un poco de tema, esa idea de la rapidez (que comentaba en una entrevista el ex rector de la UBA Jaim Etcheverry) me “impresiona” mucho, porque supone que todo debe lograrse rapido, como si la rapidez fuese algo bueno….en fin…me fui un poco de tema….Menos mal que existen personas como vos!

  12. Coincido con lo que decis, de que este tipo de textos son necesarios hoy en dia, donde hay una cultura del exito rapido y facil, donde todo tiene que ser entendido y logrado RAPIDO…yendome un poco de tema, esa idea de la rapidez (que comentaba en una entrevista el ex rector de la UBA Jaim Etcheverry) me “impresiona” mucho, porque supone que todo debe lograrse rapido, como si la rapidez fuese algo bueno….en fin…me fui un poco de tema….Menos mal que existen personas como vos!

  13. ¡HOLA NUEVAMENTE! ACABO DE LEER EL TEXTO RESPECTO AL FRACAZO Y ME MOTIVÓ A COMPARTIR LA LETRA DE ESTA CANCIÓN, QUE TRATA UN POCO DE ESTO:
    “EL ERROR”
    UN ERROR Y OTRO ERROR SUMAN TRES
    COMO PUEDES VER YA ME EQUIVOQUE.
    EL OTRO DÍA TUVISTE QUE CHUTEAR UN PENAL,
    Y TU LO CHUTEASTE FUERTE, FUERTE Y DESVIADO
    Y TODO EL MUNDO SE PUSO A RECLAMAR
    A PIFEAR A GRITAR A PROTESTAR,
    ¡TONTO MALO QUE LO SAQUEN! Y TU TE QUERIAS MORIR
    EN MEDIO DEL PARTIDO MORIRSE, ESO NO.
    TE OFRESISTE PARA IR A COMPRAR,
    Y EN VES DE TRAER CEBOLLAS, TRAJISTE ZANAHORIAS
    Y TU MADRE SE PUSO A GRITONEARTE, A RETARTE, A INSULTARTE
    Y TE DIJO: ¡NIÑO TONTO, QUE NO SAVES!, Y TU TE QUERIAS MORIR
    EN MEDIO DE LA VIDA MORIRSE, ESO NO.
    PERO ES NECESARIO DECIR QUE LOS VALIENTES SE EQUIVOCAN,
    Y SE EQUIVOCAN PORQUE ELLOS SIEMPRE DAN EL PRIMER PASO,
    TIENEN DERECHO A EQUIVOCARSE, A EQUIVOCARSE, LOS QUE SE ATREVEN….UN ERROR Y OTRO ERROR SUMAN DOS, COMO PUEDES VER, ¡¡¡YA LE ACHUNTE!!!.

  14. ¡HOLA NUEVAMENTE! ACABO DE LEER EL TEXTO RESPECTO AL FRACAZO Y ME MOTIVÓ A COMPARTIR LA LETRA DE ESTA CANCIÓN, QUE TRATA UN POCO DE ESTO:
    “EL ERROR”
    UN ERROR Y OTRO ERROR SUMAN TRES
    COMO PUEDES VER YA ME EQUIVOQUE.
    EL OTRO DÍA TUVISTE QUE CHUTEAR UN PENAL,
    Y TU LO CHUTEASTE FUERTE, FUERTE Y DESVIADO
    Y TODO EL MUNDO SE PUSO A RECLAMAR
    A PIFEAR A GRITAR A PROTESTAR,
    ¡TONTO MALO QUE LO SAQUEN! Y TU TE QUERIAS MORIR
    EN MEDIO DEL PARTIDO MORIRSE, ESO NO.
    TE OFRESISTE PARA IR A COMPRAR,
    Y EN VES DE TRAER CEBOLLAS, TRAJISTE ZANAHORIAS
    Y TU MADRE SE PUSO A GRITONEARTE, A RETARTE, A INSULTARTE
    Y TE DIJO: ¡NIÑO TONTO, QUE NO SAVES!, Y TU TE QUERIAS MORIR
    EN MEDIO DE LA VIDA MORIRSE, ESO NO.
    PERO ES NECESARIO DECIR QUE LOS VALIENTES SE EQUIVOCAN,
    Y SE EQUIVOCAN PORQUE ELLOS SIEMPRE DAN EL PRIMER PASO,
    TIENEN DERECHO A EQUIVOCARSE, A EQUIVOCARSE, LOS QUE SE ATREVEN….UN ERROR Y OTRO ERROR SUMAN DOS, COMO PUEDES VER, ¡¡¡YA LE ACHUNTE!!!.

  15. ¡HOLA NUEVAMENTE! ACABO DE LEER EL TEXTO RESPECTO AL FRACAZO Y ME MOTIVÓ A COMPARTIR LA LETRA DE ESTA CANCIÓN, QUE TRATA UN POCO DE ESTO:
    “EL ERROR”
    UN ERROR Y OTRO ERROR SUMAN TRES
    COMO PUEDES VER YA ME EQUIVOQUE.
    EL OTRO DÍA TUVISTE QUE CHUTEAR UN PENAL,
    Y TU LO CHUTEASTE FUERTE, FUERTE Y DESVIADO
    Y TODO EL MUNDO SE PUSO A RECLAMAR
    A PIFEAR A GRITAR A PROTESTAR,
    ¡TONTO MALO QUE LO SAQUEN! Y TU TE QUERIAS MORIR
    EN MEDIO DEL PARTIDO MORIRSE, ESO NO.
    TE OFRESISTE PARA IR A COMPRAR,
    Y EN VES DE TRAER CEBOLLAS, TRAJISTE ZANAHORIAS
    Y TU MADRE SE PUSO A GRITONEARTE, A RETARTE, A INSULTARTE
    Y TE DIJO: ¡NIÑO TONTO, QUE NO SAVES!, Y TU TE QUERIAS MORIR
    EN MEDIO DE LA VIDA MORIRSE, ESO NO.
    PERO ES NECESARIO DECIR QUE LOS VALIENTES SE EQUIVOCAN,
    Y SE EQUIVOCAN PORQUE ELLOS SIEMPRE DAN EL PRIMER PASO,
    TIENEN DERECHO A EQUIVOCARSE, A EQUIVOCARSE, LOS QUE SE ATREVEN….UN ERROR Y OTRO ERROR SUMAN DOS, COMO PUEDES VER, ¡¡¡YA LE ACHUNTE!!!.

  16. Hola tengo 12 años y el primer libro tuyo q lei fue a los 10 años (en quinto grado) en la escuela,”FRIN”, y despues compre por cuenta propia el libro “NATACHA”, como me gustaron estas historias de la sencilla niña compre el resto, “BUENISOMO NATACHA” y “CHAT NATACHA CHAT.
    Por ultimo me gustan mucho tus historias y tus maneras de explesarte (nunca dejes de hecs cuentos).

  17. Hola tengo 12 años y el primer libro tuyo q lei fue a los 10 años (en quinto grado) en la escuela,”FRIN”, y despues compre por cuenta propia el libro “NATACHA”, como me gustaron estas historias de la sencilla niña compre el resto, “BUENISOMO NATACHA” y “CHAT NATACHA CHAT.
    Por ultimo me gustan mucho tus historias y tus maneras de explesarte (nunca dejes de hecs cuentos).

  18. Hola tengo 12 años y el primer libro tuyo q lei fue a los 10 años (en quinto grado) en la escuela,”FRIN”, y despues compre por cuenta propia el libro “NATACHA”, como me gustaron estas historias de la sencilla niña compre el resto, “BUENISOMO NATACHA” y “CHAT NATACHA CHAT.
    Por ultimo me gustan mucho tus historias y tus maneras de explesarte (nunca dejes de hecs cuentos).

  19. luiS:TU PAGINA ES LA MEJOR PAGINA QUE VI. SOS EL IDOLO DE MI CASA.COMO SOY TU FAN NUMERO UNO Y NO QUIERO PERDERME NADA ACERCA TUYO TE QUERIA ACER UN PAR DE PREGUNTITAS:1-¿POR QUE NINGUNO DE TUS PERSONAJES(EN LOS LIBROS) TIENEN HERMANOS?
    2-¿VOS INVENTAS ESOS CHISTES TAN MARAVILLOSOS?

    3-¿DE CHIQUITO QUERIAS SER ESCRITOR,COMEDIANTE,ETC,ETC?

    DE CHIQUITO TENIAS TANTA IMAGINACION COMO LA TENES AHORA?
    POR FAVOR RESPONDEME.
    MALE

  20. luiS:TU PAGINA ES LA MEJOR PAGINA QUE VI. SOS EL IDOLO DE MI CASA.COMO SOY TU FAN NUMERO UNO Y NO QUIERO PERDERME NADA ACERCA TUYO TE QUERIA ACER UN PAR DE PREGUNTITAS:1-¿POR QUE NINGUNO DE TUS PERSONAJES(EN LOS LIBROS) TIENEN HERMANOS?
    2-¿VOS INVENTAS ESOS CHISTES TAN MARAVILLOSOS?
    3-¿DE CHIQUITO QUERIAS SER ESCRITOR,COMEDIANTE,ETC,ETC?
    DE CHIQUITO TENIAS TANTA IMAGINACION COMO LA TENES AHORA?
    POR FAVOR RESPONDEME.
    MALE

  21. luiS:TU PAGINA ES LA MEJOR PAGINA QUE VI. SOS EL IDOLO DE MI CASA.COMO SOY TU FAN NUMERO UNO Y NO QUIERO PERDERME NADA ACERCA TUYO TE QUERIA ACER UN PAR DE PREGUNTITAS:1-¿POR QUE NINGUNO DE TUS PERSONAJES(EN LOS LIBROS) TIENEN HERMANOS?
    2-¿VOS INVENTAS ESOS CHISTES TAN MARAVILLOSOS?

    3-¿DE CHIQUITO QUERIAS SER ESCRITOR,COMEDIANTE,ETC,ETC?

    DE CHIQUITO TENIAS TANTA IMAGINACION COMO LA TENES AHORA?
    POR FAVOR RESPONDEME.
    MALE

  22. Leí el texto cuando llegó por correo electrónico el boletín… pego con fuerza en el corazón, es curioso pero yo también sentí que había llegado en ese momento por algo, como si tuviera que arrancar algunas líneas no escritas y aplicarlas justo en ese momento, y mis ojos se humedecieron sin saber bien que era lo que las lágrimas tenían que limpiar… y era el pasado, y era algo del presente, y era algo del futuro… eran todos los momentos de fracaso y sólo algún puñado… o quizá eran los éxitos que por ahí revoloteaban…
    Lo he vuelto a leer y me pregunto ¿en dónde se pegan esas lecciones para que no se olviden? ¿dónde puedo pegar el recordatorio para hacerme las preguntas en distintos momentos para encontrar distintas respuestas?…
    Y ahora que volví a leerlo encontré otros matices y busqué la caricia virtual de la que habla Ady en el anterior mensaje… y los ojos volvieron a humedecerse de la ternura, de la esperanza por el pasado y por el futuro… y quizá encontré algo con qué condimentar la esperanza que suele vencerse ante mis miedos…
    mil gracias por la lección… no, no es lección, es como cartas en una mesa de Las Vegas en la que cada quien juagará si quiere o si puede… espero que todos ganemos algo en la partida…

  23. Leí el texto cuando llegó por correo electrónico el boletín… pego con fuerza en el corazón, es curioso pero yo también sentí que había llegado en ese momento por algo, como si tuviera que arrancar algunas líneas no escritas y aplicarlas justo en ese momento, y mis ojos se humedecieron sin saber bien que era lo que las lágrimas tenían que limpiar… y era el pasado, y era algo del presente, y era algo del futuro… eran todos los momentos de fracaso y sólo algún puñado… o quizá eran los éxitos que por ahí revoloteaban…
    Lo he vuelto a leer y me pregunto ¿en dónde se pegan esas lecciones para que no se olviden? ¿dónde puedo pegar el recordatorio para hacerme las preguntas en distintos momentos para encontrar distintas respuestas?…
    Y ahora que volví a leerlo encontré otros matices y busqué la caricia virtual de la que habla Ady en el anterior mensaje… y los ojos volvieron a humedecerse de la ternura, de la esperanza por el pasado y por el futuro… y quizá encontré algo con qué condimentar la esperanza que suele vencerse ante mis miedos…
    mil gracias por la lección… no, no es lección, es como cartas en una mesa de Las Vegas en la que cada quien juagará si quiere o si puede… espero que todos ganemos algo en la partida…

  24. Leí el texto cuando llegó por correo electrónico el boletín… pego con fuerza en el corazón, es curioso pero yo también sentí que había llegado en ese momento por algo, como si tuviera que arrancar algunas líneas no escritas y aplicarlas justo en ese momento, y mis ojos se humedecieron sin saber bien que era lo que las lágrimas tenían que limpiar… y era el pasado, y era algo del presente, y era algo del futuro… eran todos los momentos de fracaso y sólo algún puñado… o quizá eran los éxitos que por ahí revoloteaban…
    Lo he vuelto a leer y me pregunto ¿en dónde se pegan esas lecciones para que no se olviden? ¿dónde puedo pegar el recordatorio para hacerme las preguntas en distintos momentos para encontrar distintas respuestas?…
    Y ahora que volví a leerlo encontré otros matices y busqué la caricia virtual de la que habla Ady en el anterior mensaje… y los ojos volvieron a humedecerse de la ternura, de la esperanza por el pasado y por el futuro… y quizá encontré algo con qué condimentar la esperanza que suele vencerse ante mis miedos…
    mil gracias por la lección… no, no es lección, es como cartas en una mesa de Las Vegas en la que cada quien juagará si quiere o si puede… espero que todos ganemos algo en la partida…

  25. Como Mar pensé lo mismo cuando escuché el relato por radio.
    Fué una bella experiencia releerlo en el boletín mientras recordaba
    tu tono de voz y como siempre tu ternura.
    Creí que había sido expresamente elegido para mí (tonta mujer) pero después me dí cuenta que era para todos y lo reenvié a mis
    queridos a manera de caricia virtual. Gracias.

  26. Como Mar pensé lo mismo cuando escuché el relato por radio.
    Fué una bella experiencia releerlo en el boletín mientras recordaba
    tu tono de voz y como siempre tu ternura.
    Creí que había sido expresamente elegido para mí (tonta mujer) pero después me dí cuenta que era para todos y lo reenvié a mis
    queridos a manera de caricia virtual. Gracias.

  27. Como Mar pensé lo mismo cuando escuché el relato por radio.
    Fué una bella experiencia releerlo en el boletín mientras recordaba
    tu tono de voz y como siempre tu ternura.
    Creí que había sido expresamente elegido para mí (tonta mujer) pero después me dí cuenta que era para todos y lo reenvié a mis
    queridos a manera de caricia virtual. Gracias.

  28. Cuando escuché este texto que Luis leyó en su programa de radio me dije “lástima que no lo grabé”. Gracias a su generosidad en ayudarnos a crecer, lo envió luego.
    Coincidentemente, en esos días mis alumnos de 7º (soy profe de música) tocaban el fragmento de una sencilla sinfonía que compuse para ellos, y que, para ser sicera, no sonaba como la habíamos soñado… y la tocamos igual, solo por el placer de HACER MÚSICA DESDE EL CORAZÓN, más allá de los aspectos técnicos a corregir.
    Salío (a mi gusto) maravillosamente bien, y cuando fuimos al salón, les leí este texto sobre el fracaso… y sobre el intentarlo.
    Y se dieron cuenta que ese Jimmy que todos llevamos dentro, brilla también cada vez que lo intenta. Por lo cual, desde ese día tocan sus instrumentos INTENTANDO SER MEJORES, aúnque no salgan los sonidos tal cual los soñamos… pero siempre luchando, siempre adelante ¡hasta ser como los cisnes!!

  29. Cuando escuché este texto que Luis leyó en su programa de radio me dije “lástima que no lo grabé”. Gracias a su generosidad en ayudarnos a crecer, lo envió luego.
    Coincidentemente, en esos días mis alumnos de 7º (soy profe de música) tocaban el fragmento de una sencilla sinfonía que compuse para ellos, y que, para ser sicera, no sonaba como la habíamos soñado… y la tocamos igual, solo por el placer de HACER MÚSICA DESDE EL CORAZÓN, más allá de los aspectos técnicos a corregir.
    Salío (a mi gusto) maravillosamente bien, y cuando fuimos al salón, les leí este texto sobre el fracaso… y sobre el intentarlo.
    Y se dieron cuenta que ese Jimmy que todos llevamos dentro, brilla también cada vez que lo intenta. Por lo cual, desde ese día tocan sus instrumentos INTENTANDO SER MEJORES, aúnque no salgan los sonidos tal cual los soñamos… pero siempre luchando, siempre adelante ¡hasta ser como los cisnes!!

  30. Cuando escuché este texto que Luis leyó en su programa de radio me dije “lástima que no lo grabé”. Gracias a su generosidad en ayudarnos a crecer, lo envió luego.
    Coincidentemente, en esos días mis alumnos de 7º (soy profe de música) tocaban el fragmento de una sencilla sinfonía que compuse para ellos, y que, para ser sicera, no sonaba como la habíamos soñado… y la tocamos igual, solo por el placer de HACER MÚSICA DESDE EL CORAZÓN, más allá de los aspectos técnicos a corregir.
    Salío (a mi gusto) maravillosamente bien, y cuando fuimos al salón, les leí este texto sobre el fracaso… y sobre el intentarlo.
    Y se dieron cuenta que ese Jimmy que todos llevamos dentro, brilla también cada vez que lo intenta. Por lo cual, desde ese día tocan sus instrumentos INTENTANDO SER MEJORES, aúnque no salgan los sonidos tal cual los soñamos… pero siempre luchando, siempre adelante ¡hasta ser como los cisnes!!

  31. Cuando recibí este texto por la lista, fue un soplo de aire fresco en el atardecer de un mal día… lo reenvié a vari@s amig@s… el efecto balsámico se hizo sentir en tod@s… gracias Luis… gracias otra vez… quizás se trate de *permitirnos* seguir nuestra intuición… y no esperar que alguna autoridad externa nos *dé permiso*…

  32. Cuando recibí este texto por la lista, fue un soplo de aire fresco en el atardecer de un mal día… lo reenvié a vari@s amig@s… el efecto balsámico se hizo sentir en tod@s… gracias Luis… gracias otra vez… quizás se trate de *permitirnos* seguir nuestra intuición… y no esperar que alguna autoridad externa nos *dé permiso*…

  33. Cuando recibí este texto por la lista, fue un soplo de aire fresco en el atardecer de un mal día… lo reenvié a vari@s amig@s… el efecto balsámico se hizo sentir en tod@s… gracias Luis… gracias otra vez… quizás se trate de *permitirnos* seguir nuestra intuición… y no esperar que alguna autoridad externa nos *dé permiso*…

  34. soy titiritero y hace varios años que hago la misma obra pero cada vez le agrego o le quito algo,hice otras cosas pero solo perduro esta obra,que se llama amor gatuno.el texto de don jules me ilumino esa zona depre donde uno a veces se queda con la cara apretada de nostalgia por lo que no se es.tengo 42 años pero me siento un niño de tres que aprende de sus hijos de 5 y tres años a volver a hacer preguntas, y darce cuenta que las respuestas no pueden ser escritas en rigidas tablas de la ley.un abrazo desde mendoza.

  35. soy titiritero y hace varios años que hago la misma obra pero cada vez le agrego o le quito algo,hice otras cosas pero solo perduro esta obra,que se llama amor gatuno.el texto de don jules me ilumino esa zona depre donde uno a veces se queda con la cara apretada de nostalgia por lo que no se es.tengo 42 años pero me siento un niño de tres que aprende de sus hijos de 5 y tres años a volver a hacer preguntas, y darce cuenta que las respuestas no pueden ser escritas en rigidas tablas de la ley.un abrazo desde mendoza.

  36. soy titiritero y hace varios años que hago la misma obra pero cada vez le agrego o le quito algo,hice otras cosas pero solo perduro esta obra,que se llama amor gatuno.el texto de don jules me ilumino esa zona depre donde uno a veces se queda con la cara apretada de nostalgia por lo que no se es.tengo 42 años pero me siento un niño de tres que aprende de sus hijos de 5 y tres años a volver a hacer preguntas, y darce cuenta que las respuestas no pueden ser escritas en rigidas tablas de la ley.un abrazo desde mendoza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *