El lugar del error

10/10/2014

english version, click here

ilustración: Okif
No se trata de que el error no tiene importancia, o de que la excelencia no debe ser una meta.
El punto es qué signo le damos a un error
dentro de qué panorama lo enmarcamos.
No hagamos una foto chica, no seamos pijoteros con el zoom.
Borges decía de un autor “cualquiera podría corregir cualquiera de sus páginas; pero nadie podría escribir un párrafo como él”, lo que importan son los hallazgos, los logros.

Sin los errores no sabríamos qué tenemos que mejorar.
Quizás ustedes digan: “No, sin los errores ¡no tendríamos por qué mejorar!
Pero, si fuera así…
ahí se irían mis queridas cucarachas,
ahí se irían, un éxito de la evolución
sin nada que mejorar:
cuacaracheando para siempre.
Tampoco vamos a sobreactuar y mostrarnos agradecidos con los errores:
¡Oh, gracias, San Error de la Montaña! ¡Por ti encontré el camino!
Es poco creíble, mis queridos.
Ni tanto desánimo ante el error, ni culto.

¿Tons?
– Vino un señor muy sucio.
– Ahá.
– Modales más bien toscos, ropa llena de barro.
– Ahá.
– Traía una pepita de oro en la mano.

¿Tons?
¿Vimos árbol con hache?

¿Sólo vimos árbol escrito con hache y no un cuento hermoso?
Entonces es mucho peor nuestro error como lectores que ese error de escritura.

 

© Luis Pescetti
más sobre escritura, creación y taller digital: click acá

Luis Pescetti, ensayos y ejercicios en www.unninounavoz.com

 

daily mobiles