Bituí­n bituí­n

13/07/2017


(Del libro Bituín bituín Natacha)

Domingo por la mañana. El padre fue a comprar el periódico y pan. Natacha se cruzó a la cama de ellos, está acostada con su mamá.

– Mamá, ¿si alguien se porta mal… es que le enseñaron eso malo o es que no aprendió algo bueno? (apoya su cabeza en el hombro de la mamá).
– Nati, las preguntas de rutina: ¿Se rompió algo? (le acaricia la espalda).
– Nada, mamá, nada nada nada.

– (Ojos que titilan, voz que simula cantar) ¿Acaso el Rafles destrozó alguna planta, molestó a un vecino, cometió un dañito irreparable?
– No, porque ayer venía caminando, pasó una señora al lado con un perro y lo retó: “¡No se hace! ¿Quién te enseñó eso?” ¡Y el perro seguía moviendo la cola lo más tranquilo!
– (Sonrisa) Pichona, si vos sabés que los perros no entienden… (le acarica el cabello).
– Ya sé, porque no hablan español.
– No, Nati, no tienen lenguaje.
– Sí, mamá; porque Jorge tiene ese perro enorme y le da las órdenes en inglés, es español que no hablan.
– No pueden aprender a hablar porque no tienen…
– Un lóbulo del cerebro creo que es, ¿no, mami? Son esas vueltas y ahí ellos lo tienen más derechito, más liso, en la parte del español.
– Y dale con eso.
– Mami, te digo que el inglés lo tienen torcido, sino ¿por qué entienden? ¡Además no sabés lo mal que pronuncia Jorge! El pobre perro tiene que reconstruir todo con el cerebro lo que dice… ¡Yit! le grita, y el perro se sienta… pero porque es más bueno.
– … (Mamá risa).
– Te juro, y la profe de inglés ya le dijo veinte veces… hasta le escribió un papelito con las órdenes bien pronunciadas. Guimi de lés, le pide para que le dé la pata. Y el perro, ¡que es más viejito! le estiiiira la pata, medio como diciendo: “Ma, sí, tomá”. Veintitrés años hace que lo tienen, ¿viste que yo digo que Rafles es mi hijito? Bueno, éste es como el tío de Jorge, porque lo vio nacer. Por eso le tiene paciencia, porque sabe inglés desde antes.
– A lo mejor fue el perro el que le enseñó, ¿no?
– (Carcajada) ¡Mamá! ¡Mirá lo que decís! No, yo no digo que le enseñó, pero sí le entiende, en cambio voy yo y hago la prueba de pedirle algo en español… y el perro se medio hace el tarado: me miiiira; pero ni bola me da.
– Porque no sos su dueña, Nati.
– Por el español, mamá, ¿no ves que Rafles sí habla español?
– No habla (le hace mimos en la espalda).
– Pero entiende, que es la mitad; le falta la otra mitad, nomás. Lo que pasa es que Rafles es más inteligente por eso no tiene lisito el español en el cerebro (toma la mano de su mamá, y le mira los dedos).
– Nati, yo doy gracias de que no tengas un examen, porque estás diciendo unos inventos que ni vos te los creés (deja su mano floja).
– Es la ciencia de lo que estamos hablando, mamá, sería de ciencias naturales (le estira los dedos).
– Bueno, te salvaste.
– ¡Rafles! ¡Come here!
– ¡Epa, Nati! ¡Qué bien pronunciás!
– Es lo único que sé, mami… ¡Mirá! ¡Vino! (acaricia, apretuja, rasca al perro) ¡Ay, Raflicitos también tenés torcido el inglés en el cerebro! Sos, ¿cómo se llama cuando hablan tres idiomas, mami?
– Hacía rato que no decías nada en inglés, Nati; sonó muy bien.
– Mamá, hace todo el año y lo único que aprendimos es jelóu mis, tányu mis y el come here de recién.
– Pronunciá bien, Nati. Si podés decir come here, decí: thank you, and hello miss.
– Es tányu, mami, porque es inglés de Inglaterra que es donde se inventó, vos pronuncias norteamericano.
– Natacha: yo pronuncio bien y vos como Jorge con su perro.
– ¡Es de viejito, mami! Me da una lástima, porque cuando camina a veces se le afloja la cadera y las patas de atrás se le resbalan.
– (Mamá, acaricia cabeza de Natacha, Natacha rasca barriga de Rafles) …
– Rafles también se va a poner así de viejito, ¿no? (Natacha).
– Con un poco de suerte sí (la mamá).
– Pero falta mucho, Raflis… ni te preocupes (acariciándolo). Todavía tenés que encontrar una novia, tener hijitos.
– … (Mamá peina con los dedos a Natacha).
– ¡Ay, Rafles! ¿Te imaginás cuando sea abuela de unos perritos tuyos? ¿Los vas a saber educar? Enseñales español primero, que es más difícil. El perro oyó que el padre se acercaba al departamento, bajó de la cama de un salto y salió del cuarto, corriendo y dando ladridos. Natacha, divertida, pero simulando aflicción, comentó:
– ¿No te digo? A él lo único que le importa es jugar y que le rasquen la panza. Yo me voy a tener que ocupar de sus hijitos.
– (Alerta amarilla) Nati, no podemos tener más perros en este departamento.
– Mamá, son mis nietitos, ¿dónde querés que vivan?
– Natiiiii (alerta amarilla sube a anaranjada).
– Yo te voy a ayudar porque vas a ser bisabuela.
– Ni me vas a ayudar, ni vas a tener nietos perros (alerta roja muy roja).
– Ahora decís eso pero, cuando los tengas en brazos, ¿sabés cómo te vas a encariñar?
– Never (sonrisa).
– ¡Ay, mami! ¡Tenés un montón de vocabularios!
– ¿Hay alguien por aquí? (el papá desde la puerta).
– ¡Between! ¡Between! (Natacha).
– ¿Qué decís, Nati?
– Que entre, mami, que entre. Es en inglés.
– … (Socorro).

Nota del autor: en realidad quiere decir “entre”, pero en el sentido de “en medio”, “entre dos cosas”; Natacha la confunde con una conjugación del verbo “entrar”.
Nota de Natacha: nada que ver.

  | |

¿Comentarios? (ahora hay 71)

¿Comentarios? (ahora hay 71) en “Bituí­n bituí­n”

  1. El 30/05/2014 Mike escribió:

    Me gusto mucho tu libro Bituin Bituin Natacha. Yo vivo en North Carolina y quiero aprender español. La biblioteca de me ciudad tiene libros en español para niños como esta y es un perfecto nivel para yo. Pero esta palabra, bituin, no es en me diccionario espanol/ingles y así me pregunto me amiga mexicana, que quiere decir esta palabra?, pero ella no se. Cuando yo “google” describe hay una palabra filipino que quiere decir estrella! Pero finalmente me lee el capitulo Bituin Butuin y finalmente entiendo que quiere decir. Buen hecho!

dejar un comentario




- Recuerden que esta página es visitada por niños.
- Nos reservamos el derecho de modificar o borrar un comentario.
- Este no es un sitio de intercambio de mensajes personales.
- Pedimos especialmente a chicos y jóvenes que NO pongan sus datos personales pues estos quedan a la vista de todos.
- Como en todos los foros de Internet, los mensajes dejados por menores de edad son responsabilidad de los adultos a cargo.

 

  • | |
    • Comentarios recientes:
      • Marcelo paez: Hola amigos quería saber qué...
      • cintia: Hola! Como se llama la página en dónde...
      • Magdalena: Hola , yo le ponía a mi bebé este...
      • Silvina: Maravilloso!!!!!!!!!!!!!! los dos son...
      • Jeanny: Tan hermoso y segura de que si, repito...
      • Losterni: Hola Luis! Me encantan tus libros y...
      • Losterni: Perdón por preguntarlo aqui pero es...
      • Losterni: Hola me gustaria saber ¿Por que...
    •  

    daily mobiles