Te encierran por investigadora

23/08/2018

(Del libro Chat Natacha chat)

-¡Uy, Pati! ¡Mirá! ¡Se está quemando un incendio!

-Nati, no se puede quemar un incendio.

-¡Ay! ¿¡Y qué querés!? ¿¡Que se queme el agua!?

-No, nena, el agua no se puede quemar.

-Bueno, entonces se quema un incendio.

-No, Natacha, porque el fuego no se puede quemar.

-¡Pati! ¿Vos te escuchás lo que estás diciendo?

-Sí, porque cuando hablo no se me tapan las orejas.

-¡No digo eso, nena! ¡Mirá lo que decís!

-¡El fuego es lo que más se quema en el mundo!

-¡El fuego nunca se quema, Nati!

-¡¡¡Pati!!! ¡Que no te escuchen en la escuela poque te meten presa!

-¡Natacha, tarada, el fuego quema las cosas, pero él no se quema!

-¡Pati, si el fuego se enciende es porque sepuede prender fuego, entonces se quema, tarada!

-¡No, nena, lo que se quema es el aire!

-¡Pati, el aire apaga el fuego!

-¡El viento apaga el fuego, Natacha!

-¡¿Y el viento qué es, nena, eh?! ¿¡A ver!? ¿¡Qué es, eh!? ¿Tierra es?

-¡Cuando se mueve el aire, nena! ¡¿Te pensás que no sé nada?!

-Pero, Pati, no digas esas cosas, porque nosotras estudiamos juntas y si empezás a decir esos inventos después yo voy a salir diciendo cualquier cosa también y va a ser por culpa tuya que se me pegó. No seas egoísta. Pensá un poco en los demás.

-¿¡Y qué vas a decir, Natacha!?

-Y como que el fuego no se quema… o que el agua no se moja, sos capaz de decir.

-(Uy) Nati, más bien que el agua no se moja.

-¡Ay, Pati! ¡Te llevaron los marcianos, nena! ¿¡Qué te pasa, por favor!? ¿Qué querés? ¿Qué estudie con el Rafles?

-Escuchame…

-… vas a repetir de grado y yo voy a seguir progresando y me voy a quedar sola por tu culpa nena.

-¿Me querés escuchar, Natacha? Es lo mismo que el fuego.

-(Desesperación se agarra la cabeza) ¡Pati! ¡El agua es lo contrario del fuego! ¡Lo contrario!

-¡Como ejemplo, te digo, nena!

-Yo también, Pati: el agua es el ejemplo contrario del fuego.

-Lo que quiero decir es que el agua no se moja, sino que “ella” moja las cosas, así como el fuego no se -quema, sino que es el que quema, ¿no entendés?

-Ay, sí. ¿Y el agua va a mojar sin mojarse?

-¡…!

-¿No ves que no puede ser? ¿El agua va a ser húmeda para todas las cosas, pero para ella misma va a ser seca, Pati? O es mojada para todos o es seca para todos.

-(Duda, piensa, duda) No, el agua no es seca.

-Claro, pati, porque si no existiría el agua en polvo, como la leche, y se venderían latas de agua en polvo, así, para el desierto o una misión espacial.

-(A regañadientes) Bueno. Sí. Ya sé que no hay agua en polvo… Pero el fuego no se quema.

-¡No insistas con eso, Pati!

-¡Y bueno, Natacha, vos también querés tener razón en todas! ¡Una vos y una yo! ¡Si no es trampa! ¡Elegí una! -¡No seas viva!

-Bueno, dale. Yo tengo razón en la del agua.

-Bueno, y yo en la del fuego. Listo.

-Bueno, listo (suspiro de alivio). Ay, te juro, Pati, que por un momento me diste un susto que me vi sola en la escuela porque te metían en un manicomio, por lo menos (la abraza).

-Ay, nena, sos más exagerada. Además era una discusión de lo que vimos en Ciencias, nos mandarían a un laboratorio en todo caso (caminan abrazadas).

-No, pero a mí no me gusta investigar en un laboratorio.

-No, a mí tampoco.

-Bueno, nena, entonces no andes diciendo esas cosas, porque te encierran de investigadora y después quién te saca (abrazada).

-Y bueno, nena (abrazada).

-No, y bueno, vos, nena (abrazada).

-Bueno, ya sé (abrazada).

-Bueno, entonces no digas (abrazada).

Luis Pescetti, ensayos y ejercicios en www.unninounavoz.com

 

daily mobiles