¿Qué queda si se quema la escuela?

23/11/2012

Se incendió el edifico de una escuela, de manera accidental y en horario en el que no había nadie. Es una escuela querida, por la comunidad de padres, alumnos y maestros. Y cercana porque la visité y profes que admiro mucho dan clases en ella. Marcos, uno de esos profes, escribió el texto que comparto.
Tantas veces me preguntan: ¿de qué temas hablar con los niños? Depende de sus experiencias contesto siempre, en este caso, se quemó la escuela, hay que hablar de eso; pero reparen en la entereza con que lo hace. El texto es particular (de ellos) y universal.
Sirve para cuando nos preguntamos sobre la capacidad de resiliencia. Con cariño y admiración hacia Marcos, Anita y la comunidad escolar
Luis
……………………………………………………………………..
San Martín de los Andes, 20 de Noviembre
Hola chicos, soy Marcos, el maestro de la Escuela del Sol.
Hoy fue un día difícil, se nos quemó el edificio de la escuela. Se nos quemó a todos, a vos, a mi, a los papás, a los de jardín, a los de primaria, a los grandotes de secundaria… A las Gracielas y Fernando, a todos…
Pero ¿qué se quemó? Se quemó el edifico, la escuela es más que eso…
La escuela es Javier que saluda a todos y cada uno a la mañana chocando palma y puño. Es Norita disfrazada de “Hermana de Norita” haciendo reír al jardín.
La escuela es Graciela que llora en cada acto, porque los quiere y se emociona. Es Anita contando un cuento con vos de cuentacuentos.
La escuela son los egresados, los de secundaria y los de primaria llorando porque se les quemó su lugar, pero sin dejar de pensar en reconstruirlo.
La escuela son los fines de año de secundaria donde tiran huevos, harina y agua, y nos gusta meternos ahí.
Son las remeras que los chicos pintan para los de quinto año.
La escuela es el Chino y Diego que nos hacen reír en un acto. ES Juampi pintándote la cara. Es Silvana con el pan del segundo recreo.
La escuela son tus maestros que te reciben por la mañana y por la tarde con una sonrisa. Son todas las cosas que aprendimos. Es Pensar, Crear, Convivir y Expresar.
La escuela es el Grupo de Recreación visitando jardines, son los campamentos en Nonthue, Chachín y tantos lugares. Son las bicicleteadas, el subir montañas. Es atletismo en la playa.
La escuela es el concert, la expo arte, y tantos murales, grafitis y mandalas pintados por todos lados, que algunos se quemaron pero seguimos teniendo a los artistas.
La escuela somos todos, vos, yo, tu papá, tu mamá, tus profes. Son todos los chicos, los que van y los que no van más.
La escuela es mucho, mucho más que un edificio y nada de esto se perdió.
El miércoles nos vemos en otros escuelas, que nos ofrecieron su lugar como tantas otras instituciones de nuestro pueblo. Gente que nos quiere, que quiere a la Escuela del Sol.
Más adelante tendremos un nuevo edificio, pero va a ser la misma escuela. La Escuela del Sol, la de todos.
Nos vemos.
Maestro Marcos

para ver más: Comunidad del Sol click acá

Luis Pescetti, ensayos y ejercicios en www.unninounavoz.com

 

daily mobiles