Mansito el perro…

31/01/2015

Carlos Varela

Cierta vez Totó se disputaba un pozo de petróleo con un jeque árabe y decidieron hacer una pelea de perros y el pozo quedaría para el dueño del perro ganador.
El día de la pelea llegó el jeque con un coche enorme y cuatro guardaespaldas que sostenían con cadenas a un perro tan grande y feroz que apenas podían con él.

Llegó Totó en bicicleta trayendo a un perro salchicha: largo, petiso de patas chuecas, que caminaba arrastrando la panza. Todo el mundo se rió y el jeque ya sentía que el pozo era suyo.
Comenzó la pelea y el perro enorme se lanzó a toda carrera sobre el perrito y cuando le estaba por caer encima el salchicha abrió la boca… y ¡ñac! se lo comió.

Nadie entendió nada. El jeque, desconcertado, dijo:

– Oiga, Totó, yo le doy ese pozo y uno más si usted me cuenta cómo hizo… porque yo gasté un millón en entrenar a mi perro.

– ¡Já! ¡y lo que yo gasté en la cirugía estética del cocodrilo!

Luis Pescetti, ensayos y ejercicios en www.unninounavoz.com

 

daily mobiles