La verdad de Leonor

22/08/2016

boca

(Del libro¡Buenísimo, Natacha!)

Después de hacer la carta a pedido de Rubén, Leonor las buscó.
– Chicas, ¿es cierto que el otro día Rubén les pidió que escribieran una cartita?
– No sé, ¿por qué? (Natacha).
– Díganme, si no no puedo decirles.
– Rubén nos dijo que era secreto, nena, no podemos decirte. (Natacha).
– Porque él quería hacérmela a mí y ustedes le dijeron que gusto de Nicolás, pero no es cierto (Leonor).
– ¿¡Cómo que no es cierto!? (preguntaron las dos, mirándose sorprendidas).
– Y no, porque a mí sí me gusta Rubén.
– No mientas, nena, qué sabés (Natacha).
– ¡Qué no voy a saber si me gusta! (Leonor).
– ¡¿Y para qué les decís a los demás que te gusta Nicolás?! (Pati).
– ¡Si yo no le dije a nadie, nena!
– Nicolás nos dijo, Leonor, ¿¡y él no va a saber?!
– ¡Son cosas que él inventa, chicas, no le crean! ¡Es un baboso!
– Nati, capaz que tiene razón, ¿viste que nosotros decíamos de la babita? (susurró Pati a Natacha).

– Se los juro, si hasta venía a pedirles que me hicieran una carta para Rubén (aclaró Leonor).
– … (Natacha y Pati se alejaron, para hablar a solas) ¡Ay, me parece que nos equivocamos, Pati! Porque Leonor no es así de mentir.
– Y nos venía a pedir una carta, o sea que es en serio.
– ¡Ay, qué hubiera hecho Madame Curie!
– Natacha, no seas exagerada, vamos a ayudarla (regresaron).
– ¿Y, chicas? No sean malas, porque ahora Rubén se va a creer que gusto de ese tarado y no me va a hablar más (Leonor).
– Bueno, nosotras te ayudamos, pero algo te cobramos, porque no fue toda culpa nuestra (Natacha).
– No importa, yo se las pago completa y…
– ¡Ay, si la pagás completa te hago un Bambi de cada lado! (Pati, conmovida).
– ¡Ay, qué buena sos, Leonor! Más bien que te vamos a ayudar, y le escribimos una a Nicolás, para que no se haga el tarado. (Natacha).
– No, bueno, esa no, porque un poco Nicolás me gusta también, ¿no? pero Rubén me gusta más y si no quiere me quedo sin ninguno, ¿entienden? (Leonor).
– Ah, claro… mejor hagamos la de Rubén nomás.
– Y quiero que se la den a Valeria, para que se la lleve a Rubén.
– ¿¿¿ Por ???
– Porque ella le dijo a Nicolás que yo gustaba de él, y yo se lo había contado pero como un secreto para ella, así se entera y no anda diciendo nada más.

La carta, que prepararon en una hoja nueva, con un Bambi azul a cada lado, se la dieron a Valeria, que la leyó.

“Rubén: hola soy Leonor y sí que gusto de vos. Natacha y Pati te dijeron así porque ellas estaban equivocadas porque Nicolás es un mentiroso, si yo no le conté nada porque vos me gustás más estás re-lindo y tenés unos ojos hermosos. Escribime una carta bien romántica porque me gustás mucho la espero enseguida no te demores TE QUIERO no te demores mirá que también me gustan otros chicos, eh, pero vos me gustás más TE QUIERO escribime enseguida. Leonor”

Valeria se la entregó a Nicolás, que le agregó:
“No soy un mentiroso, a mí me dijo Valeria”

Y se la volvió a dar a Valeria, que le agregó:
“Sí sos un mentiroso”

Y ella se la alcanzó a Rubén que, después le preguntó a Leonor por qué le decía mentiroso, pero Leonor no entendió por qué le preguntaba eso.

Luis Pescetti, ensayos y ejercicios en www.unninounavoz.com

 

daily mobiles