La influencia de la familia (3)

10/07/2011

¿Un perro califica? (Dibujo de un niño)(Del libro ¡Qué fácil es estar en pareja!)

El A.P.C. (un estudio secreto)

Para poder seguir es necesario que citemos los valores normales y anormales de apuro casamentero (el nombre técnico es: ansiedad por casarse o a.p.c.) para lo cual revelaremos por la OMS (Organización Mundial de la Salud).

Una mujer normal (acá es donde la OMS falla, porque no aclara qué entiende por eso o cómo llegó a ese concepto) entre los 15 y los 21 años no tiene apuro ninguno, a eso lo denomina Valor 0. De los 21 años a los 23 tiene ganas que no es lo mismo que apuro. Las ganas son normales, tener ganas de conocer a alguien con quien, con el tiempo y gracias a un mutuo conocimiento, pensar en la posibilidad de formar un hogar, es más que sano (perdón por la palabra). A esas ganas le asigna un Valor 1. A partir de eso realizan una tabla progresiva que nosotros recomendamos fotocopiar y llevar en el bolsillo.

Tabla de valores de A.P.C.

1 a 10: Ganas. Diremos, por lo tanto, que 1 son pocas ganas, 4 y 5 son ganas normales y que 9 o 10 son muchas ganas.
Objetivo de la mujer: conocer al hombre ideal.
Sintomatología básica:: alegría vital, despreocupación por asistir o no a una reunión o por si una relación no llega a nada.

11 a 20: Apuro. El apuro está formado por las ganas más cierta cuota de ansiedad. La mujer, a partir de los 23 años empieza a experimentar cierta urgencia leve por conocer a alguien con quien hacer planes hogareños.
Objetivo de la mujer: conocer al mejor de los hombres.
Sintomatología básica: entusiasmo, se anota en todas las reuniones, le pide a los novios de sus amigas que le presenten a alguien, desarrolla cierta capacidad para ver, de un solo vistazo, los hombres interesantes de una reunión (descarta a los casados).

21 a 30: Premura. En la mujer que ha pasado los 25 años. Está en plenitud de su belleza pero no le gustaría ser la quedada o soltera de la familia.
Objetivo de la mujer: conocer a un tipo respetable, que valga la pena.
Sintomatología básica: leve estado de exaltación, asiste a todas las reuniones y además organiza ella reuniones (“traigan a alguien no importa si no lo conozco”), conmina a todos los conocidos a que le presenten a alguien, en una reunión mira atentamente a todos los hombres (no descarta a los casados). Se come las uñas.

31 a 50: Urgencia. Es la mujer que pasa los 30 o 35 años. Entra en un área francamente preocupante. Sigue siendo bella en todo el sentido de la palabra, pero eso es lo de menos (es como tener una excelente arma pero con la cual no se acierta ni un tiro).
Objetivo de la mujer: lo-que-sea.
Sintomatología básica: sonrisa nerviosa, mirada inflamada, en una reunión las mujeres casadas se sientes incómodas por cómo ella les habla a sus maridos. Temblor ocular, verborragia, castañeteo de dientes fuera de todo control.

De 51 en adelante: Es una zona muy poco explorada por los especialistas debido a los riesgos que conlleva. Se supone que existe un estado de grave alteración y más allá de eso nadie quiso aventurarse a investigar más.

Luis Pescetti, ensayos y ejercicios en www.unninounavoz.com

 

daily mobiles