La idealización -en la pareja-(4)

09/08/2012

http://www.flickr.com/photos/w2/Comida en lo del especialista internacional

(Sigue la revelación)… PARECE SER que el ingrediente básico de la pasión amorosa, de aquella cosa que hace romper sábanas, tocar el cielo, sentir una exaltación como un mar en el pecho, escribir poemas, en fin todo lo que tiene que ver con la holiwoodesca industria del enamoramiento con violines y angelitos… la clave para que ocurra todo eso está en: no ver … (puntos suspensivos)
… (en este momento me hago el distraído, me sirvo otra porción, un vasito de vino, porque los veo a ustedes con cara de: ¿Tanto escándalo para decir eso? ¿Qué caranchos quiere decir? Es que forma parte de toda revelación que valga la pena un momento en el cual no se entiende dónde está el misterio o lo tan maravilloso del asunto).
Retorno. Sí así de cortito y extendido: no ver. Porque eso es lo que tienen de común: el exagerar las virtudes de alguien y el negar algunos de sus defectos. No vemos a la materia orgánica en cuestión tal como es, no vemos a la persona como Dios, junto con su mamá y, eventualmente, su papá la hicieron, sino a través de cristal de nuestras ganas de lo que queríamos encontrar. Nos negamos rotundamente a usar solamente los ojos. Es más, cuando conocemos a alguien que tiene la posibilidad de impactarnos, los ojos es lo que menos usamos. Lo vemos con una mezcla de memoria e imaginación inflamada. La memoria empieza a saltar y a dar gritos de: ¡¡¡AHI’STA!!! ¡¡¡AHI’STA!!! Mientras la imaginación se pone como si hubiera chocado contra un camión de opio: lo gordo nos parece rellenito, lo esmirriado: estilizado, lo definitivamente descerebrado: encantadoramente simple, lo perversamente retorcido: intenso. Con esa distancia que hay entre la realidad y los discursos de gobierno.

Cosas que favorecen la idealización

CUARTA LEY DE PESCETTI SOBRE LA IDEALIZACIÓN
La impresión de lo maravillosa que es una persona es directamente proporcional a la cantidad de dificultades o inversamente proporcional a las posibilidades de frecuentación.

Ejemplos:

*Que los dos se conozcan en un viaje y pertenezcan a culturas muy diferentes. Por ejemplo: él es un pigmeo africano y ella una obesa esquimal, se encuentran en sus vacaciones en Acapulco y lo suyo no tiene futuro.

*Que los dos trabajen metiendo zapatos en las cajas (en una fábrica de zapatos, claro) y un día pasa un director de cine y le propone a él ir a filmar una película a otro continente y como recién empieza en el gremio del celuloide nada más le pagan un pasaje y una habitación con una sola cama (individual) y no puede llevarla y deben separarse.

*Que el tatarabuelo, de uno de los dos, le escupió en el ojo al mejor amigo del tatarabuelo del otro y desde entonces las familias se siguen escupiendo y odiando y jamás entenderían que ellos no sólo se aman sino que no quisieran escupirse.

*Uno de los dos tiene hijos y está casado y su pareja tiene una enfermedad muy grave o terminal y el padre o la madre de ese-uno-de-los-dos vive con ellos y adora al de la enfermedad y otro progenitor está en un hospicio y para mantenerlo dependen de los ahorros del de la enfermedad, en fin…

(entrega 4 de 5, continuará)

Foto de W2 en Flickr, bajo una licencia de Creative Commons

Luis Pescetti, ensayos y ejercicios en www.unninounavoz.com

 

daily mobiles