Enciclopedia de las Chicas Perla ( 4 )

08/01/2008

La electricidad

(del libro La Enciclopedia de las Chicas Perla)

dibujo: Pablo Fernández ¿Ustedes pueden creer que uno no ve nada nada y adentro de un cable así­ chiquito viaja nuestra amiga la electricidad?
Bien invisible que es, pero ¡ojo! no se confundan, es chiquita pero más peligrosa que los tiburones. Porque los sanguinarios tiburones, con eso de que no ven, uno puede salvarse, ¡pero a la electricidad no le hace falta ver y mata lo mismo!
Está bien que hace andar la heladera, prende los focos y le debemos la televisión, la computadora, un montón de cosas. Tampoco hay que ser desagradecidos con todo lo que progesó la humanidad.
El ciclo de la lluvia baja de las nubes y hace lagos, los hermosos rí­os, la meten en las canillas y uno tiene sed: abrí­s la canilla y listo. O hacen gaseosas también. Con la electricidad es lo mismo nada más que la meten en unos edificios que se llaman usinas y la meten en cables, porque tiene que ser más finito, por su pequeñez. Capaz que si uno la mete en un tubo es taaaan grande que la electricidad se pierde, no te llega y vos decí­s: ¿Qué le pasa a esta compu que no anda?
Los niños no tiene que agarrar la electricidad con las manos porque se pueden electrocutar con más facilidad. Lo mejor es tapar en la casa todos los enchufes y mejor si los pusieran más alto.

En ese momento paran de escribir y Pati comenta:

– Yo de chica pensaba que la electricidad me podí­a saltar del enchufe a la cara y matarme, ¡hasta lo soñaba!
– Qué exagerada, nena.
– ¿Y qué querés, Natacha? No habí­a ido a la escuela todaví­a (se acomoda el pelo).
– Parecés el Rafles que pasa un perro a una cuadra y él se pone que ya le invadieron todo su territorio por lo menos.
– (idea) Nati, ¿viste que los virus también son invisibles?
– … (Asiente).
– … ¿y que nosotras pusimos que la electricidad es invisible y peligrosa? (Pati).
– …Aaaaaahhh (empieza a captar).
– ¿No tendrí­amos que relacionar?
– Pati, qué genia que sos, ¡Dame un abrazo, amiga! (abrazo abrazo).
– Porque la maestra siempre dice que relacionemos y me acordé, Nati (abrazo abrazo).
– No, pero vos sos más, porque ella tiene que estudiar para preparar las clases, pero a vos te vienen los descubrimientos, Pati; no sé cómo hacés.
– ¿Querés que me quede quieta y me fije?
– ¡¿A ver?, dale!

Pati se queda sentada, quieta, respirando con más cuidado. Mira hacia arriba.

– ¿Se te ocurrió algo? (Natacha).
– Mm… mmm… (Pati niega con la cabeza, cuidando de no moverse mucho).
– … (silencio, expectativa, silencio).
– … (silencio, concentración, cara seria).
– … (silencio, ojos finitos observan a Pati).
– … (silencio Pati, le pica una pierna… rasco rasco rasco… ojos bizcos, saca la lengua… risas).
– ¡Nena! ¡Así­ no me aguanto! ¿Te vino alguna idea, nena? (risas)
– ¡Y no! ¿No viste que me moví­, Nati?
– Aprovechemos la otra por ahora.

Continuaron escribiendo en el cuaderno:

Relación: Los virus son tan invisibles como la electricidad, pero separados porque la electricidad es un chorro.
Demostración: sino la luz harí­a click click click click… en vez uno hace click, y dura, porque es un chorro.
A los tiburones no los puede matar la electricidad porque a quién se le va a ocurrir meter un cable debajo del agua, ¡qué vivos!
Un virus te mata si se te mete en la sangre, pero la electricidad es infinito más peligrosa porque no hace falta que se meta, te toca y chau.

Lista:
– Los virus se nos meten.
– Los tiburones nos atacan.
– La electricidad con rozarnos nomás.

Conclusión: ¡Gana la electricidad!

¡Viva nuestra amiga la electridad que trabaja sin que la vean!

firman: las chicas Perla (Pati y Natacha)

Próxima entrega: “Los caverní­colas”

Luis Pescetti, ensayos y ejercicios en www.unninounavoz.com

 

daily mobiles