¿Blanco por fuera, amarillo por dentro?

* En el cielo las estrellas,
en el campo las espinas,
y en el centro de mi pecho
una caca de gallina.

* En la cima de aquél cerro,
suspiraba un gato-gallo
y en el suspiro decía:
“¡¡¡Kíkirimiauuu!!!”

© Luis Pescetti