Charlando un rato

07/11/2016

(Del libro El pulpo está crudo)

Mire, Don Carlos, lo que son las cosas, si parece que fue ayer que tomé setenta pavas de mate…

No puede ser cierto…

¡¿Qué cosa?!

Lo de las pavas, Don Santiago, es bolazo.

¡Qué va a ser bolazo! Como veinte pavos me comí, de un solo saque… y no sólo pavos, chanchos también.

¡Qué chancho ni chancho! Usté dijo pavas, pavas de mate.

No puede ser… no puede ser, si yo mate no tomo porque me cai mal.

¡Ah! ¿Le cae mal el mate, pero pavos y chanchos puede comer?

Ni probarlos puedo… tengo l’estómago muy delicau, lo que sí me gusta es tomar mate, eso sí, ¿ve?

¡Pero… qué dice! ¡Si recién me dijo que le caía mal!

¿¡Quién me cae mal!? Si soy amigo de todos acá en el pueblo.

La comida, me refiero…

¡Ah, eso sí! Chancho es lo único que puedo probar, chancho frito nomás.

Pero no, ¡si chancho es lo más pesado que hay pa’comer!

Nooo, usté se confunde, el mate es más pesao qu’ el chancho.

Pero, ¿¡qué dice hombre!? El mate no le cae mal a nadie.

¡Ah! No le va a caer, no le va a caer… ¿Y las tortas fritas, ah?

…pero…estamos hablando del mate, no de las tortas fritas.

¡Ve! Ahí es donde usté se equivoca; estábamo hablando de comer chancho y usté me salió con el mate.

Yo no salí con el mate. ¡Usté salió!

¿Con quién?

Con el mate…

¡Ah! Si será zonzo ¡Cómo voy a salir con un mate! Con mi mujer puede ser, pa’ Navidá… estábamo hablando de comer chancho y me dice de ir a pasiar con un mate…

No, de lo que estábamo hablando era de que el chancho es más pesado, para el estómago, que el mate.

Y seguro… quién le va a decir lo contrario.

¡Usté! ¡Usté! Antes decía que el mate es más pesado que el chancho.

No, mire… eso no se lo puedo haber dicho porque yo chancho nunca probé.


Luis Pescetti, ensayos y ejercicios en www.unninounavoz.com

 

daily mobiles