¡Plop!

08/06/2017

Portada(Del libro Historias de los señores Moc y Poc.)

(Moc y Poc fueron a un lago, están sentados en una lancha que se está hundiendo)

¿Me permite hacerle una pregunta?

-Sí­.

-¿Todas las cosas se hunden?

-De preferencia las que están en contacto con el agua.

-Me refiero ¿Todos los barcos se hunden?

-Los que no se hunden no.

-Pero nuestra embarcación es de las que se hunden…

-Sí­… debemos hacer algo…


-Propongo que averigüemos por qué se hunde.

-De acuerdo. Veamos ¿Qué otras cosas se hunden?

-Las piedras. Uno arroja una piedrita al agua, hace ¡plop! y se hunde… ¿A qué se deberá?

-¿Que haga plop?

-No, que esta embarcación se hunda al igual que una piedra.

-Bueno, yo observo que nuestra barca tiene un agujero por el que entra el agua…

-La piedra que yo digo no tiene un agujero pero se hunde…

-(piensa)… pero por este agujero entra agua…

-Por el agujero de la canilla también entra agua a una casa… y no por ello la casa se hunde.

-O sea que hay cosas con y sin agujeros que se hunden y agujeros que dejan entrar el agua a cosas que se hunden o no.

-Veamos otro ejemplo.

-A mí­ una vez se me cayó un reloj y también hizo plop.

-No, ejemplos de cosas que se hundan aunque no hagan plop.

-Mi reloj hizo plop y además se hundió.

-¿Serí­a de piedra?

-No creo ¿El cuarzo es una piedra?

-Es como una arenita.

-La arena es como una piedra molida.

-Entonces sí­.

-¿Se hunden cosas de todos los tamaños?

-No, sólo si son más pequeñas: una moneda se hundirí­a en un vaso, pero este bote no…

-¿Y si pusiéramos ese vaso debajo del bote?

-No. Tengo monedas en los bolsillos y se hundirí­an en ese vaso. Por cierto, noto que el agua a cubierto nuestros pies.

-¿Será que la barca se hunde o que entra el agua? Digo, ¿puede hundirse algo sin que le entre agua?

—(piensa)… a la piedra no le entra agua… el hecho de que entre el agua tampoco tiene que ver con que se hunda. ¿Ha notado de qué manera tan silenciosa nos estamos hundiendo?

-¿Será que el silencio tiene algo que ver?

-¡O el ruido! Los trasatlánticos y esos barcos, que raramente se hunden, tienen grandes sirenas que se oyen desde lejos y no se hunden.

-¡Exacto! El ¡plop! que hace una piedra no es ruido suficiente para flotar…

-Permí­tame recoger un poco mi pantalón pues el agua ya lo está alcanzando.

-… sí­ (absorto en su pensamiento, de manera automática hace unos dobleces a su pantalón)… pero, nuestra barca es sumamente silenciosa y sin embargo se hunde lentamente…

-(piensa) bueno, pero sobre la piedra no hay gente conversando.

-¡Es verdad! O sea que, en el caso de los trasatlánticos, al ¡Túúút! de la sirena hay que agregarle las conversaciones de los pasajeros…

-… y la música de la orquesta, exacto… El peligro de hundimiento es casi nulo: tendrí­an que detenerse los motores, no sonar la sirena… (con una sonrisa).

-(con una sonrisa)… estar durmiendo todos los pasajeros, incluí­da la tripulación y los músicos de la orquesta. ¡Algo que, por lógica, es casi imposible que se dé!

-Me sorprende que el reloj, a pesar de su tic tac se haya hundido.

-Quizás se hundió pero no llegó hasta el fondo.

-Verdad… (pensando) jamás hubiera imaginado que el sonido es el responsable de la flotación.

-… la Naturaleza es sabia.

-Caramba, el agua está llegando a mi cintura, y está algo frí­a por cierto…

-Sospecho que nuestra conversación es insuficiente como un plop o un tic tac.

-¿Cómo hará el agua para diferenciar plops y tic tacs de una sirena?

-Por la fí­sica, evidentemente, es la ciencia que se ocupa de esos fenómenos. El agua sigue subiendo… quizás deberí­amos hablar de sirenas.

-Una sirena es una mujer con cola de pescado.

-Ulises se hizo atar al mástil para resistir el canto de las sirenas.

-No tengo un sólo disco de sirenas cantando.

En ese momento el agua terminó de llenar la pequeña embarcación y se sumergió más rápido apoyándose suavemente en el fondo, ya que estaban en una parte poco profunda del lago. El agua sólo les llegó al pecho.

-¡Es una maravilla! ¡Ha funcionado!

-Mire, al lado suyo está pasando un pez.

-¿Por qué flotan si no hablan?

-Tienen cola de pescado.

-Como las sirenas.

-Exacto.

-Es un buen truco.

Moc y Poc se pusieron de pie y regresaron caminando a la orilla.

Luis Pescetti, ensayos y ejercicios en www.unninounavoz.com

 

daily mobiles